Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Löw: "Un buen equipo tiene que estar preparado para cambiar de sistema"

  • Tras derrotar a Portugal en los cuartos de final
Defensa  Central Defensa Central
El seleccionador alemán, Joachim Löw, se congratuló del éxito obtenido por su equipo ante Portugal y de que haya funcionado bien el cambio de sistema táctico. Löw recibe hoy los elogios casi unánimes por su forma de plantear el encuentro de los cuartos de final. El técnico "blindó" a Michael Ballack con la presencia de otros dos medios centros (Thomas Hitzlsperger y Simon Rolfes) y dio entrada en el conjunto titular a Bastian Schweinsteiger, una vez cumplida la sanción por la expulsión que sufrió ante Croacia.

El resultado fue que Schweinsteiger fue el mejor de su equipo y Ballack brilló a gran altura. Löw cambió el 4-4-2, con Mario Gómez y Miroslav Klose como puntas, por un 4-2-3-1, con Klose como único atacante, y le fue bien. El técnico explicó hoy que, tras el encuentro contra Austria, se dio cuenta de que tenía que hacer "pequeños ajustes".

"IGUAL EL PRÓXIMO PARTIDO CAMBIAMOS DE TÁCTICA DE NUEVO"

"Con los tres nuevos jugadores, podemos introducir gente que no ha gastado aún energía durante el torneo. Teniendo en cuenta cómo juega Portugal, nuestra táctica salió bien. Un buen equipo tiene que estar preparado para cambiar rápidamente de un sistema a otro", indicó. "No importa qué sistema se use. Queremos cambiar rápidamente de defensa a ataque y mantener la posesión del balón. Igual en el próximo partido cambiamos otra vez de táctica", añadió.

Löw, además, tuvo que ver el partido en un palco privado, sancionado tras ser expulsado por el español Manuel Mejuto González en el encuentro contra Austria. "Para mí, fue distinto y difícil tener que ver un partido importante en la grada, pero también pude ver mejor cómo jugaban ambos conjuntos", destacó en la conferencia de prensa dada en el centro de concentración de la selección alemana.

"Los dos equipos jugaron a un alto nivel y durante 90 minutos ofrecieron a los espectadores todo lo que ellos podrían desear de un encuentro de fútbol. Desde mi posición elevada lo vi excelentemente", ironizó. El técnico fue captado por las cámaras de televisión fumando, cuando la federación alemana ha sido una de las que con más ahínco ha querido expulsar el trabajo de los estadios.

Al respecto, Löw dijo que sólo se encendió un cigarrillo en el tramo final del partido, "por los nervios". Además, no se pudo comunicar en ningún momento con sus jugadores, ni con su ayudante Hansi Flick, que como contra Austria,decidió los cambios que debía hacer durante el encuentro. "Estuvo bien preparado todo antes del partido. Vimos todos los escenarios posibles y, luego, el banquillo hizo un gran trabajo, incluidos los cambios", señaló.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información