Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Disgusto en el Coliseum

EFE - Getafe EFE - Getafe
El Bayern de Múnich acabó con el sueño europeo del Getafe con un gol a la alemana de Luca Toni, en el último suspiro de la segunda parte de la prórroga, cuando el conjunto madrileño había aguantado la eliminatoria con un jugador menos desde el minuto tres del partido por la expulsión de Rubén De la Red.

Nunca hay que fiarse de un equipo alemán. El Atlético de Madrid lo vivió en sus carnes en la final de la Copa de Europa de 1974, cuando el Bayern empató la final en el último minuto e hizo inservible el tanto de Luis Aragonés. Más de treinta años después, la historia se repitió, esta vez para desgracia del Getafe.

Jamás se había hablado tanto de un partido en la humilde ciudad del sur de Madrid. No era para menos. Hace seis años, el Getafe se jugaba el ascenso a Segunda División con el Benidorm. Media década después, nadie imaginaba que el Bayern de Múnich, cuádruple campeón de la Copa de Europa, se presentaba en el Coliseum Alfonso Pérez con posibilidades de ser eliminado en cuartos de final de la UEFA por un club "pequeño".



Con el estadio repleto hasta la bandera y con múltiples personalidades de la vida política en el palco, los hombres de Laudrup saltaron al terreno de juego arropados incluso por el Rey. La hazaña de Múnich movilizó a todo el país, que se declaró adepto a la causa del Getafe.

Los azulones con uno menos

Pero en cuatro minutos todas las ilusiones se vinieron abajo. Todavía había espectadores acoplándose a sus asientos cuando Rubén de la Red fue expulsado justamente por una entrada sobre Miroslav Klose. El alemán fue frenado en seco por el canterano del Real Madrid cuando enfilaba la portería defendida por Abbondanzieri. Quedaba un mundo por delante. Había que apelar a la épica. Ésta llegaría después en las botas de Cosmin Contra.

Antes, Ribéry mandó un balón al poste, el árbitro anuló un gol a Luca Toni por una mano previa a su remate e Ikechukwu Uche tuvo que salir del campo por un pinchazo en su muslo derecho. Los pupilos de Ottmar Hitzfeld no encontraban el camino que sí encontró Contra al final del primer periodo. El rumano se cosió el balón a su bota, arrancó desde el centro del campo, dejó atrás a todos los alemanes que salieron a su paso y perforó la red defendida por Oliver Kahn. El Getafe se iba al descanso con 1-0 y con la mente lista para aguantar un probable rodillo alemán.

El "EuroGeta" apretaba a los alemanes

Nada más sacar de centro, el colegiado suizo Massimo Busacca anuló por segunda vez un gol al Bayern de Múnich. Después, Schweinsteiger falló una ocasión clamorosa delante del "Pato". La fortuna parecía aliarse con los locales, que tardaron veinte minutos en aproximarse a la portería defendida por Kahn. Fue Javier Casquero, con un disparo desde fuera del área, quien a punto estuvo de anotar el segundo de la noche.

Entonces, el Getafe consiguió atar a su rival. El Bayern estaba "grogui". En los planes alemanes no estaba previsto estar eliminados por un equipo de menor entidad. Encima, con un jugador menos. Y para colmo, Braulio Nóbrega pudo marcar el segundo y sentenciar el pase a semifinales, pero el canario desaprovechó un mano a mano con Kahn. En el último momento, cuando había que empujar la pelota, la mala suerte apareció por primera vez en el Coliseum para que Braulio se resbalara ante la línea de gol.

Ottmar Hitzfeld, desesperado, sacó al campo la última bala que le quedaba en la recámara. Con Lukas Podolski sobre el césped, el Bayern de Múnich sumaba cuatro delanteros para doblegar al humilde Getafe. Agazapados en su área, el equipo de Laudrup aguantó los constantes bombardeos sobre el área de Abbondazieri. Al final, a la alemana, en el último minuto, Ribery marcó el empate y llegó la prórroga, lo peor que le podía pasar a un extenuado Getafe.

Sin embargo, en una bendita locura, la que puso el mundo al revés en la fría noche madrileña, mandó un momento de inspiración al Getafe para marcar dos goles al inicio del tiempo de prolongación. Primero, Casquero con un trallazo desde fuera del área. Después, apareció Braulio para sentenciar. Pero el duelo no había acabado. EL Pato la "pifio" en una salida y Toni aprovechó para marcar el segundo. Y la gran desgracia llegó en el último minuto. El italiano marcó el tercero y acabó con los sueños del Getafe en su partido más histórico.

Ficha técnica:

3 - Getafe: Abbondanzieri; Cortés, De la Red, Tena, Licht; Contra (Mario Cotelo, min. 65), Celestini, Casquero, Gavilán; Manu (Braulio, min. 60) y Uche (Belenguer, min. 20).

3 - Bayern de Múnich: Kahn; Lell (Jansen, min. 45), Demichelis, Lucio, Lahm; Schweinsteiger (Sosa, min.55), Zé Roberto (Podolski, min. 65), Van Bommel, Ribéry; Klose y Toni.

Goles: 1-0, min. 44: Contra. 1-1, min.89: Ribery. 2-1, min. 94: Casquero; 3-1, min. 96: Braulio. 3-2, min. 115: Toni. 3-3: min: 119, Luca Toni.

Árbitro: Massimo Bussacca (SUI): Expulsó con tarjeta roja directa a Rubén De la Red (min. 4) por parte local y mostró cartulina amarilla a Lell (min. 22), Lahm (min. 36), Toni (min.103) y Podolski (min. 109) por parte visitante.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de los cuartos de final de la Copa de la UEFA disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante 17.000 espectadores. El Rey Juan Carlos presidió el encuentro acompañado del Príncipe de Asturias.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información