Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Italia pagará por todas las afrentas cometidas

Defensa  Central Defensa Central


Mucho más que un partido. El choque de España ante Italia es la oportunidad para romper ese ridículo maleficio que dice que la roja no pasa de cuartos en todas las citas importantes, un momento histórico para reivindicar nuestro fútbol sobre el denostado estilo italiano. Quizá nunca se vaya a ver España en una ocasión así, con una Italia tan mermada y tan rácana en su juego.

Pero además, ésta es oportunidad para que Italia pague de una vez por todas las continuas afrentas históricas a las que España ha sido sometida:

- Quizá la más recordada de todas las tropelías cometidas contra España fue la eliminación del Mundial de USA 94. Cuando Julio Salinas se plantó solo ante Pagliuca fallando incompresiblemente para que Baggio nos matara en la contra siguiente, justamente cuando mejor estaba España. Pero luego llegaron cosas más allá del fútbol, en lo que la marrullera Italia es especialista: Tassotti se tomó la justicia por su mano y le partió la nariz a Luis Enrique de un codazo, en un gesto ante el que el colegiado Sandor Pull se hizo el distraído.

- En el mundial de 1934, España se midió a los italianos en un primer partido en el que Luis Regueiro adelantó a los españoles y Ferrari lograba el empate en una jugada antirreglamentaria arrebatándole el balón de las manos a Zamora. Al día siguiente tuvo que jugarse un desempate, para entonces siente españoles habían quedado lesionados del choque del día anterior, entre ellos zamora que no pudo disputar el encuentro. Además, en el palco del estadio Comunale de Florencia estuvo Musolini, que condicionó de forma escandalosa la actuación del árbitro suizo Mesié Mercet, en un acto tan vergonzoso que su federación le quitó la licencia de por vida. Un primer tanto de Meazza hizo que Italia se encerrara en su área. Los azzurri se emplearon con tal brutalidad cosiendo a patadas a los españoles, que la roja tuvo que acabar el partido con 9 jugarodes por las lesiones de Ventolrá y Campanal. España quedó eliminada de esta guisa e Italia ganó dicho Campeonato del Mundo.

- En la Eurocopa de 1980 España tenía que conformarse con un empate 0-0 ante los azurri por la anulación de un tanto de Satrústegui y un remate al larguero de Juanito.

- En 1988, en la Eurocopa celebrada en Alemania España volvía a quedar apeada tras el enfrentamiento con una Italia que jugó con seis defensas. Los transalpinos jugaron a frenar a España por lo civil o por lo criminal y en una de las dos únicas ocasiones que tuvieron nos mataron con un solitario gol de Vialli.



- No sólo la selección absoluta ha sufrido robos continuos, en 2006 nos dejaron sin Juegos Olímpicos tras un choque con los italianos que acabaría en tangana y polémica. La sub 21 dirigida por Iñaki Saéz iba perdiendo 2-0 (tantos de Chielini y Montolivo) al descanso y tiró de casta para intentar la remontada. Un gol de Soldado dio la esperanza, España volcada al ataque, pero entonces Italia gozó de la permisividad del árbitro en las continuas entradas. El propio Soldado sufrió un claro penalti que nadie quiso ver, y en la discusión al filo del final del choque, Javier Flaño era expulsado.



- En 2005 las fullas de los italianos no pudieron con los españoles en los Juegos del Mediterráneo, en un choque de semifinales que nos llevaríamos por 2-1 con gol definitivo del fallecido Puerta, pero que tendría que ser terminado en el minuto 86 ya que Italia montó una tangana tras el tanto español sufriendo la friolera de cinco expulsiones.

- Queda para el recuerdo la tangana que se formó en Marzo de 2007 tras el partido de Champions entre Valencia e Inter, en el que David Navarro propinaba un puñetazo a Burdiso tras los insultos de los italianos. EL propio Navarro y Marchena acabarían sancionados en las filas chés, mientras que Burdisso, Maicon, Iván Córdoba y Julio Cruz lo serían por parte interista.

Pero no sólo en fútbol los italianos han cometido deshonrosas afrentas:

- En el europeo de fútbol sala de 2003, Italia apeaba a España, que era la vigente campeona, en las semifinales del torneo que organizaban como anfitriones. El choque fue una auténtica encerrona, marcado por la presión del público y las acciones rozando la ilegalidad de los italianos.

- Otro de los prepotentes italianos que han tenido que vérselas con el talento español fue Valentino Rossi. Desde 2003 el doctor se las vió y se las deseo en sus duelos con Sete Gibernau. Ambos pilotos mantenían unas tensas relaciones dentro y fuera de los circuitos. En 2005, el italiano protagonizó un precioso duelo con el catalán en el circuito de Jerez, que acabaría con una maniobra de Rossi para adelantar a Sete a la desesperada en la última curva que acabó con el español momentáneamente fuera del cemento. Y es que al "doctor" no le gusta nada perder.



- Este año, ese piloto con pelos a lo "afro" que es Marco Simoncelli se estrenaba como ganador de una carrera. Pero el italiano no usaba buenas artes para ello: cuando Héctor Barberá tenía la carrera controlada, el transalpino le intentaba adelantar tocándole en la moto y produciendo una espectacular caída del español, algo que los jueces de la carrera no quisieron sancionar tras la carrera de forma incomprensible.

- En Waterpolo, los duelos entre España e Italia están llenos de tensión y polémica. Como en el 2000, cuando Manel Estiarte lideraba el equipo español, e Italia se tuvo que medir a los nuestros para conseguir el pase a cuartos del europeo. Aquel choque estuvo marcado por la agresión que el seleccionador italiano, Ratko Rudic, cometió sobre el jugador español Gustavo Marcos, empujándole en una discusión que se produjo en el intermedio del partido. Con todo Italia acabaría llevándose por la mínima (6-5) un choque lleno de incidentes.

Es la hora, éstos hechos claman venganza...
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información