Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Arshavin, el niño que ya pretende media Europa

Luciano Sabatini Luciano Sabatini
Se dice que las necesidades agudizan el ingenio, y éste es el caso de Andrei Arshvin. Así como si de un brasileño salido de una favela se tratara, la vida de esta estrella rusa ha estado plagada de penurias de las que ha sabido salir para convertirse en la sensación de esta temporada. Ya se había alzado este año con la Copa de la UEFA con el Zenit de San Petersburgo esta temporada, algo que no pasó inadvertido para los grandes clubes europeos, pero tras su actuación en los cuartos de la Eurocopa ante Holanda, las novias se le están multiplicando a un ritmo vertiginoso.

Pero para comprender la idiosincrasia de este jugador, hay que conocer su humilde pasado de este chico de 26 años. Cuando era tan sólo un bebé su madre y él fueron abandonados por su padre en la fría Leningrado, la ciudad donde creció. Su progenitora tuvo que sobrevivir viviendo en una pequeña habitación de una casa compartida. Andrei encontró consuelo en la pelota, como muchos niños de su edad. Ya a los 7 años apuntaba grandes maneras jugando en los campos embarrados de su escuela de Smena. Allí, dos de sus entrenadores comenzarían una promoción por todos varios clubes. El primero en acudir a ver aquel pequeño fue el Zenit de San Petersburgo, quien no dudó en ficharlo.

Se fue criando en las categorías inferiores del Zenit, hasta que a los 21 años el técnico del primer equipo le hizo debutar ante el Bradford en 2002. Ese mismo año también tendría la alternativa con su selección ante Bielorrusia, y desde entonces hasta 2004 se llevó el galardón como segundo mejor jugador de Rusia, trono que copó definitivamente desde el 2005 hasta hoy.

De la plantilla actual del Zenit que fue campeón de la Copa de la UEFA, Arshavin era el único jugador que había salido de la cantera del equipo. Tal es su peso en el club y en su país, que cuando algún club extranjero ha preguntado por él, el equipo ha hehco un esfuerzo económico considerable para retenerle. Así, en el verano de 2006 el Zenit le ponía una ficha de 2,6 millones de euros, lo que le convertía en el jugador mejor pagado del equipo y un contrato prorrogado hasta el 2010.

El Arsenal ha sido el equipo que más ha perseguido su fichaje, y tras la final de la UEFA los de Wenger lanzaron una ofensiva que pretendía acabar con su fichaje. Pero el Zenit ha recibido el apoyo económico de una de las compañías petroleras más importantes del país para poder retener al jugador al que podrían subir la ficha hasta los 4 millones con tal de mantenerlo en Rusia. Ha sido un portavoz del Zenit, Aleksei Blinov, quien ha confirmado que no habrá traspaso al Arsenal, además de asegurar que no se habían recibido más ofertas en firme.

Pero la realidad es que si Rusia llega más lejos en la Eurocopa, al Zenit le va a ser completamente imposible retener a su estrella. Milan, Inter, Lyon, y algún club español ya estudia su fichaje. En Inglaterra es donde Arshavin ha tenido mejor cartel, Y además del Arsenal, Everton, Chelsea, Newcastle y sobre todo el Manchester City, que está reconstruyendo el equipo a base de talonario, se han interesado por él. Sus horas como jugador del Zenit están contadas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información