Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El triunfo de los segundones

  • Los cuartos de final han deparado 'sorpresas'
David Jorquera David Jorquera
Si hay una máxima en el mundo del fútbol, y que la Eurocopa de Austria y Suiza ha puesto de manifiesto hasta el momento, es que no te puedes fiar de tus rivales a pesar de que la lógica pueda decir lo contrario.

Los cuartos de final nos presentaban uno emparejamientos curiosos. Alemania-Portugal. Los portugueses, primeros de su grupo, los alemanes, segundos. Todo parecía favorable al equipo de Cristiano Ronaldo, sin embargo, los alemanes se destaparon jugando su mejor partido de toda la Eurocopa, y vencieron por 2-3. Portugal para casa.

En el Turquía-Croacia, se demostró la famosa frase de "fútbol es fútbol". Los croatas venían de liderar un grupo en el que Alemania, teóricamente, tenía todas las papeletas para obtener la primera plaza. Sin embargo, los turcos con su espíritu guerreros fueron capaces de forzar la prórroga y, posteriormente, los penaltis. En dicha lotería, Modric y los suyos no fueron los agraciados, y Croacia fue eliminada.

Si hay una gran sorpresa en esta Eurocopa esa la dio Rusia. Los moscovitas se merendaron a Holanda, líder de su grupo. Los rusos, por su parte, venían de caer goleados ante España, pero la irrupción del "zar" Arshavin catapultó a los de Hiddink a las semifinales rompiendo todos los pronósticos.

Por suerte para nosotros, Italia no pudo con España. Se rompió el maleficio español, y de paso, el maleficio de los segundones en esta Eurocopa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información