Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cesc: "Se puede confiar en mí"

EFE - Neustift EFE - Neustift
Cesc Fábregas, encargado de anotar el último penalti para España y que dio a la "Roja" el pase a semifinales de la Eurocopa 2008 se mostró feliz y satisfecho por responder a la confianza que depositó en él Luis Aragonés. Aún así, quiere dejar claro que han ido "a ser campeones, no a pasar de cuartos de final a pesar de que se hable de la maldición de cuartos. Hemos venido a entrar en la historia de los más grandes y se consigue ganando la Eurocopa".

Cesc quiso también recordar el momento en el que lanzó el decisivo penalti. "Fue un momento que me regaló la vida para demostrar que se podía confiar en mí", dijo al respecto. Fábregas quiso recalcar también que sabe que "para mucha gente ha sido difícil el poder confiar en mí, tenía que demostrar que en los momentos importantes también podía sacar al equipo. Se ha hablado mucho de mi suplencia, de mi rendimiento y sé que a lo mejor un gol no significa nada pero para mí ese penalti significó muchísimo".

Para Cesc fue importante entrar a jugar en su posición natural. "Quería ganar por el equipo y cuando entré me sentí cómodo, en mi posición, recibiendo atrás la pelota, dando paredes, llegando por sorpresa desde atrás. Me sentí bastante cómodo. Con jugadores como estos todo es más fácil". Tras la victoria en la tanda de penaltis ante Italia, el Rey de España bajó a vestuarios a felicitar, como ya hizo en el debut ante Rusia, a los jugadores y al seleccionador. "Estábamos eufóricos y se agradece que toda España esté a nuestro lado y personas tan importantes como el Rey vengan a celebrarlo al vestuario", dijo Cesc.

Cesc quiere que la fiesta siga el domingo, en la final, pero avisó del peligro de las semifinales ante Rusia. "Si la gente piensa que va a ser el mismo rival que el primer partido están muy equivocados, saldríamos perdiendo 1-0". "Rusia es una selección muy completa, con buenos jugadores que juegan al ataque, son jóvenes, quieren y tienen ganas de ganar. Me recuerdan a España por ambición, por demostrar que son capaces de ganar. Va a ser un partido bonito. Esperemos que estemos a la altura y pasemos a la final", analizó.

Aunque Cesc esperaba tener otro rol en la selección, volvió a mostrar su humildad. "Sólo quiero aportar lo mejor para el equipo, si es saliendo la última media hora, como ha venido pasando, o si son los últimos cinco minutos, como si no juego, porque es lo mejor para el equipo". "Lo único que quiero es ser importante. No quiero la gloria para mí solo, es para todo el equipo porque la merecemos. El mister me tiene a disposición para cuando él quiera", insistió.

Cesc reconoció que España tuvo que ganar en el tiempo reglamentario. "Hicimos un buen partido ante un equipo que sólo buscó en balón largo a Toni y el segundo balón para crear ocasiones". "Pusimos en todo momento el juego, con el balón abajo saliera o no. Entramos por bandas, buscamos combinaciones y al final se fue a los penaltis, pero teníamos que haber ganado antes", concluyó.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información