Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los internacionales españoles no son supersticiosos

EFE - Neustift EFE - Neustift
A los internacionales españoles no les importa tener que jugar el partido ante Rusia, de las semifinales de la Eurocopa, con camiseta de color dorado, que estrenó España el pasado 6 de febrero en Málaga, ante Francia.

A pesar de que a Luis Aragonés no le gusta ese color, España está obligada a lucirlo ante los rusos, cuya primera vestimenta es de color rojo, y ejercerán como titulares en el estadio Ernst Happel de Viena, al contrario de lo que sucedió en el encuentro de la primera fase en Innsbruck.

Marcos Senna, Alvaro Arbeloa y Xavi Hernández señalaron hoy que nos les importa jugar con ese color y que esperan que les de suerte.

El centrocampista del Villarreal explicó que él juega con ese color durante la temporada con su club y que no le importa hacerlo también con la selección española. "No hay ningún problema. Estoy acostumbrado a jugar de amarillo con mi equipo y me va bien".

Alvaro Arbeloa, lateral del Liverpool, manifestó que le parece muy bien jugar de amarillo, y Xavi Hernández que ya lo hicieron ante Francia, que les dio buena suerte y que espera la vuelvan a tener.

España estrenó la camiseta que utilizará ante Rusia el 6 de febrero de este año, en partido amistoso disputado en La Rosaleda de Málaga ante Francia, y que concluyó con victoria española por 1-0, con gol de Capedvila.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información