Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La plantilla del Levante da un 'plazo de confianza' al club

Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
Los jugadores del Levante se reunieron en la ciudad deportiva de Buñol con Gerardo González, el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), y acordaron conceder al club un nuevo "plazo de confianza" de doce días para que empiece a pagar lo que adeuda a los jugadores. Durante la primera parte de esta reunión, que duró unos quince minutos, estuvo presente el presidente del Levante, Julio Romero, para comunicar a la plantilla los acuerdos alcanzados ayer con el Ayuntamiento de Valencia y explicar que en los próximos días se espera recibir un crédito cuyo importe no fue concretado.

En este sentido, los capitanes Luis Manuel Rubiales e Iñaki Descarga han explicado que "la plantilla da un voto de confianza al club" y se mostraron satisfechos por el avance en las negociaciones con el Ayuntamiento de Valencia. "Tendremos paciencia hasta después del partido contra el Getafe, esperamos que empiece a llegar paulatinamente el dinero. Después de casi dos años, esperar doce días es una minucia, ese es el sentimiento general", señaló Rubiales. Asimismo, insistió en que la plantilla está dispuesta adaptarse a un plan de cobro a plazos "siempre que haya garantías" y destacó el sentido "solidario y generoso" con que los jugadores tratan estos asuntos."Las deudas no son iguales, hay unas más urgentes que otras, esperemos que se cuente con nosotros para marcar las pautas de cobro", dijo.

El futbolista no quiso pronunciarse sobre posibles medidas de presión. "Las pensaremos cuando llegue el momento", afirmó, ni tampoco sobre la posible incorporación al accionariado del club del ex presidente Antonio Blasco. "Le tenemos un aprecio especial, hizo una labor estupenda, pero no podemos decir nada más", indicó. En el mismo sentido se pronunció el presidente de la AFE, Gerardo González, quien expresó su satisfacción por el compromiso adquirido por el Ayuntamiento de Valencia para evitar que el club sufra un descenso administrativo.

"El Levante tiene un patrimonio interesante y bien gestionado puede ser un club normalizado dentro del fútbol profesional español. Esperamos que en diez o doce días se pueda empezar a solventar la deuda y que se establezca un plan de pagos, pero siempre con garantías bancarias, los jugadores no van a aceptar más pagarés si no están avalados por un banco", explicó. "Hay confianza en el club por parte de jugadores y técnicos y de momento no se plantean medidas de presión", dijo González, aunque también asesoró a los jugadores sobre las consecuencias legales de posibles "plantes", huelgas y otras iniciativas. "Los jugadores no van a cometer ninguna ilegalidad", insistió, si bien dejó en el aire la posibilidad de adoptar otros "mecanismos legales o legales-políticos".


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información