Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un brasileño en cada bando disputanto una Eurocopa

  • Senna es un habitual de Aragonés, Kuranyi, sin embargo, juega poco en Alemania
David Jorquera David Jorquera
El fútbol es un deporte sin fronteras. La pluralidad ha calado fuerte en él. De esta forma, y de cara a la final del próximo domingo de la Eurocopa se verá algo insólito: un jugador, bien Senna por parte de España, bien Kuranyi por parte de Alemania, de origen brasileño levantando un título de campeón de Europa de selecciones.

Marcos Senna se ha convertido en una pieza intocable para Luis Aragonés. Fuerte, impetuoso, con carácter y, conocedor de su labor en un terreno de juego. Senna nació en Sao Paulo y se inició en el América de Río Preto. Se nacionalizó español en el año 2006, y Aragonés le incluyó en la lista de convocados para el Mundial de Alemania.

Senna ha sido el segundo jugador nacido en Brasil en la historia que ha portado la camiseta de España en una Eurocopa, tras Donato.

Un brasileño "alemanizado"

Kuranyi, por su parte, no ha sido uno de los jugadores más utilizados por Löw. Contó con minutos ante Polonia y Croacia. El delantero es hijo de un panameño y un alemán, aunque nació en Río de Janeiro.

El actual delantero de Schalke 04 defiende los colores de Alemania desde el año 2003, y ésta es su segunda Eurocopa en las filas alemanas, tras la de Portugal del año 2004.







Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información