Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Rossetti despierta ampollas

Defensa Central Defensa Central
Roberto Rosetti será el encargado de dirigir la final entre España y Alemania, dos selecciones a las que hasta el momento no había arbitrado. No obstante para los españoles éste colegiado italiano no es de muy buen recuerdo, ya que en el pasado Mundial fue colegiado del partido que mandó a la roja para casa ante Francia (3-1).



Además, su designación para el choque no ha pasado inadvertida. Las voces de uno de los países organizadores, Suiza, se han levantado escandalizadas ya que la actuación de este árbitro en la Eurocopa ha sido cuanto menos polémica.

El italiano fue el colegiado del partido inaugural entre Suiza y la República Checa, donde un error suyo de bulto dio la victoria 1-0 a los checos. Rosetti se tragó una clara mano de Ujfalusi, el defensa pretendido por el Atlético de Madrid, lo que le privó a los suizos de poder empatar el choque. Tras este partido el país anfitrión ha trinado contra cada acción de Rosetti, y no era para menos, pues a la postre Suiza cayó eliminada sin poder pasar de la fase de grupos.

Pero además, la designación de Rosetti ha significado que uno de los mejores colegiados del torneo, Massimo Busaca, que justamente es de nacionalidad suiza, se haya quedado privado de dirigir la final, algo para lo sin duda había hecho méritos, teniendo que conformarse con la semifinal entre Alemania y Turquía.

Por ello, la prensa suiza a tachado de "escandalosa" la decisión de que Rosetti arbitre la final, asegurando que "la nominación de Rosetti en detrimento del suizo Massimo Busacca es una elección geopolítica y de amistad, independientemente de las competencias de los candidatos". El rotativo Blick sigue la misma línea calificando la elección de Rosetti "no de escándalo, sino súper escándalo", después del "desastroso" desempeño del árbitro en el Suiza-República Checa y en el Grecia-Rusia, en la primera ronda. "La influencia del ex árbitro italiano Pierluigi Collina en la comisión de árbitros" que realiza las designaciones está clara, según este periódico suizo.

Rosetti, de 40 años, estará asistido en las bandas por sus compatriotas Alessandro Griselli y Paolo Calcagno, mientras que Andrea De Marco, será el cuarto árbitro.

Como colegiado internacional, estuvo en la Copa del Mundo 2006, donde dirigió tres partidos de la fase inicial y el Francia-España (3-1) de los octavos de final. Esta campaña 2007-08 ha pitado, entre otros encuentros, el partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones de Europa que enfrentó al Chelsea y al Liverpool.

"Mi designación no es únicamente un éxito personal y se lo deseo dedicar a todos los jóvenes que desarrollan esta actividad, desde la tercera categoría hasta la Primera división", ha añadido Rosetti.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información