Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pre campeón

Defensa  Central Defensa Central
Un palco con glamour

Estrellas del cine, ases del deporte y personalidades de la política se dieron cita hoy en el Palco de Honor del estadio Ernst-Happel para asistir a la final de la Eurocopa entre las selecciones de España y Alemania.

Junto a sus majestades los Reyes y al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ocuparon también la tribuna de autoridades el tenor español Plácido Domingo, el actor Harrison Ford y el ex secretario de defensa de EEUU Henry Kissinger.

Domingo, conocido por su afición al fútbol, ya anunció el viernes a EFE su presencia en el estadio para, confió, poder "cantar" los goles de la selección española.

Entre otras autoridades políticas, destacó la presencia en el Palco de Honor del coliseo vienés del emir de Qatar, Sheikh Hamad bin Khalifa Al Thani, así como el presidente de Alemania, Horst Köhler, y la canciller federal alemana, Angela Merkel.

Así, las leyendas alemanas del balompié, Franz Beckenbauer y Jürgen Klinsmann, ocuparon también plaza en el palco para no perderse el partido que puede dar a los germanos su cuarto triunfo en la Eurocopa de Naciones. También se dejó ver en el palco el rapero jamaicano Shaggy, que interpreta el tema "Like a Superstar", canción oficial de la mascotas del torneo, Trix y Flix.


Ballack jugará y Cesc será titular con España

Michael Ballack, capitán de la selección alemana, podrá jugar desde el inicio contra España, que alinea como titular a Cesc Fábregas, en la final de la Eurocopa 2008 que se disputa, desde las 20.45 en el estadio Ernst-Happel de Viena.

Un problema muscular en un gemelo había puesto en duda la presencia de Ballack, que se perdió los dos últimos entrenamientos del conjunto de Joachim Löw, pero finalmente podrá jugar.

Luis Aragonés, mientras, pone como titular a Cesc Fábregas en sustitución de David Villa, el máximo goleador de la Eurocopa que se lesionó contra Rusia y se pierde la final.

Las alineaciones confirmadas de ambos conjuntos son las siguientes:

Alemania: Lehmann; Fiedrich, Mertesacker, Metzelder, Lahm; Frings, Hitzlsperger; Schweinsteiger, Ballack, Podolski; Klose.

España: Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila; Xavi, Senna; Iniesta, Cesc, Silva; Torres.

Villa: "Aguantad, que vamos a ser campeones"

Será el gran ausente de la final ante Alemania, y a pesar de que los problemas físicos que arrastra no le rebajan ni un ápice de la ilusión que le tiene: "Estoy orgulloso de lo que hemos conseguido, estoy contento, ilusionado".

El delantero español se mostró algo fastidiado por no poder participar de la final, asegurando que "es cierto que no me gusta estar lesionado y no poder jugar, pero ahora voy a apoyar a mis compañeros desde fuera para que seamos campeones". Además, el "Guaje" permanecerá en el banquillo durante el choque con las botas puestas, aunque no pueda jugar, en un gesto que evidencia que Villa es fútbolista, con todas las letras, se mire por donde se mire.

Villa quiso hacer una promesa a toda la afición que desde todos los puntos del país y del planeta anima a la Selección: "que aguanten, que esperen unas horas, porque vamos a ser campeones por ellos y mañana lo celebraremos en Madrid y en toda España".

Fernando Alonso está en el Ernst Happel

Fernando Alonso se ha desplazado hasta Viena, y será uno más de los aficionados que alentarán a la Selección desde la grada del Ernst Happel. Al llegar al estadio el bi campeón del mundo se mostró muy confiado: "Tengo mucho ilusión, y el presentimiento de que vamos a levantar la Copa".

Para Alonso será decisiva la actuación del portero español, ya que "tendrá que salvarnos de dos o tres ocasiones con seguridad", a lo que añadió que "el gol de la victoria no importa quien lo marque, Iniesta, Cesc, Torres, no me importa, pero que sea alguno, por favor...".

Llegada al estadio

La selección ya está en el Ernst Happel de Viena. Varios jugadores han saltado al terreno de juego para inspeccionarlo. Caras de concentración, de ser conscientes de que la cita es una oportunidad única, algo que la Selección no vive desde hace 44 años, y éste es el momento para dejar a España en el escalón mundial que se merece, entre los más grandes.

Una hora y media antes del partido los jugadores de la Selección se concentran en el vestuario, se puede escuchar música tras la puerta, pero la concentración es máxima.

Por su parte, y 10 minutos después que los hombres de Luis Aragonés, la selección alemana llega al estadio de la final. Parece ser que Muchael Ballack finalmente podrá estar en la finalísima, a pesar de que arrastra molestias físicas. Al bajar del autobus, el capitán germano quiere mostrar confianza ante los medios con saludos despreocupados.

Si el juego hace justicia...

España ha sido hasta el momento la mejor selección de la Eurocopa, por juego y ambición, no perdiendo ni un sólo partido, dando una gran imagen que ha ilusionado a un país entero.

La milla del aficionado berlinesa, a rebosar tres horas antes del partido

La milla del aficionado de Berlín, el mayor espacio público de Europa para las retransmisiones deportivas, se puso a rebosar ya desde tres horas antes de la final entre España y Alemania, de tal forma que los servicios de seguridad cerraron sus accesos: "No cabe ni una persona más, está todo el mundo muy apretado", comunicaron los organizadores, a eso de las 15.00 GMT.

El espacio, dotado con cuatro pantallas gigantes repartidas entre la Puerta de Brandeburgo y la Columna de la Victoria, esperaba recibir entre medio millón y un millón de personas. Los accesos se abrieron a las 08.00 GMT y pocas horas después empezó a llenarse con gran rapidez, mientras en los escenarios se sucedían diversas actuaciones para entretener al personal.

Se trata del mismo espacio donde durante el Mundial de 2006 de Alemania se concentraron ya un millón de aficionados en cada uno de los partidos de la selección germana, entonces a las órdenes del técnico Jürgen Klinsmann.

La inmensa mayoría de los asistentes este domingo son hinchas alemanes, que ondean enormes banderas o se adornan con diversos símbolos de su selección, desde pelucas a todo tipo de disfraces.

De vez en cuando surge entre la multitud alguna que otra bandera española, por parte de grupos aislados de seguidores del conjunto de Luis Aragonés que tratan de hacer escuchar también su "A por ellos".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información