Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Giralt: "Intento estabilizar el club"

EFE - Barcelona EFE - Barcelona
El abogado Oriol Giralt, impulsor del voto de censura contra la junta directiva del Barcelona, cree que incluso los directivos deberían votar "sí" a la moción "para acabar su pesadilla", porque detrás de esta iniciativa "vendrá la sentencia de que tienen que avalar el presupuesto".

El socio barcelonista ha asegurado que la directiva "debería poner punto y final a su gestión, porque cuando acabe el referéndum, al día siguiente o el martes, un juez comunicará que deben avalar el presupuesto de la temporada y esto creará aún más pánico en la junta".

Respecto a esta cuestión, hace semanas que quedó vista para sentencia una demanda interpuesta contra la junta del Barcelona para que avalase el presupuesto.

La sentencia se debería de haber conocido hace días, pero todo apunta a que desde la justicia no se ha querido intervenir en el proceso de moción de censura con la publicación de la resolución de la demanda que, como ayer se apuntaba en diversos medios, será desfavorable a la junta.

Oriol Giralt ha capitalizado desde hace dos meses parte de la actualidad del FC Barcelona al haber impulsado una moción de censura contra la directiva, después de concluir la Liga y tras dos años sin que el equipo de fútbol del Barcelona hay conseguido un sólo título.

A finales de abril, algo más de una media docena de amigos en torno a Oriol Giralt, en la localidad costera de Llavaneras, a pocos kilómetros de Barcelona, decidió tratar de poner punto y final a la legislatura de Joan Laporta. Toda aquella indignación se canalizó a través de dos miembros del grupo, Giralt y su amigo Christian Castellví.

En el restaurante "El Picarol" de Llavaneras nació un movimiento contra la junta directiva que nadie apostaba por su éxito. Un largo mes después, Giralt se acercaba a las oficinas del Camp Nou con casi 10.000 firmas que avalaban su moción de censura, un hecho sin precedentes y que dejó perplejo al barcelonismo.

"No sé si estoy haciendo un servicio al Barcelona, pero sí que intento que se estabilice el club. El Barça, después de las pañoladas del final de la Liga y tras dos años de desgobierno necesitaba frenar en seco y tomar una decisión; esta se producirá el domingo en el referendo del voto de censura", analizó Giralt.

El socio impulsor asegura que le ha cambiado la vida desde entonces. Hace años presentó una demanda contra Laporta en el Tribunal Catalán del Deporte (TCE) para que fuese inhabilitado pero su inmersión en los medios de comunicación no tuvo nada que ver con la vorágine que está viviendo.

"Estoy desbordado. Tengo problemas para dormir. No he tenido un no con nadie porque he querido explicar a todo el mundo por qué queremos que la actual junta cese en sus funciones", señaló Giralt, quien hace unas semana se casó con su pareja, pero aún no ha podido descansar ni realizar el viaje de novios. "Lo hemos dejado para más adelante. Le pedí a mi mujer que esperásemos un poco más, porque después del referendo no puedo salir corriendo ni desaparecer", destacó.

Giralt votó en las elecciones del 2003 al publicitario Lluís Bassat, mientras que algunos de sus compañeros que han impulsado el voto de censura lo hicieron en favor de Joan Laporta.

"Este comportamiento ha sido muy común en muchos barcelonistas que nos dieron su firma; habían votado a Laporta y se sentían traicionados y engañados. Es normal que el movimiento haya tenido este éxito, porque después de haberle entregado su voto ha habido culés que han tenido la necesidad de contestarle a través de la moción", señaló.

Giralt y Laporta nunca se han visto las caras. Quizá el domingo en el Camp Nou tenga la ocasión de realizarlo. De hecho, hace diez años, cuando Laporta y su "Elefante Azul" no tuvieron el momento de encontrarse con Josep Lluís Núñez, ex presidente del Barça y que también ignoró a quienes le habían planteado un voto de censura.

"No tengo nada que decirle a Laporta. Todos mis argumentos están recogidos en este voto", sentenció Giralt, que criticó con dureza que Laporta se emocionase ayer en el transcurso de un acto de apoyo al presidente barcelonista.

"Que un asesor le haya dicho que se le cayese una lágrima para dar una imagen dulce ante los socios me parece patético. Cada vez que Laporta ha salido en público estas últimas semanas ha generado adeptos para votar sí a favor de la moción. Por tanto, la moción ha crecido gracias a las intervenciones de Laporta, como la de ayer", dijo
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información