Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los supositorios culés de la semana

  • El Infiltrado trae las barbaridades que se dicen del Madrid en medios catalanes
El Infiltrado trae las barbaridades que se dicen del Madrid en medios catalanes
Defensa Central Defensa Central

Saludos, amigas y amigos de DC. Aquí, desde mi guarida madridista, os haré llegar a todos vosotros todo lo que se dice y se habla del Real Madrid por estas tierras. Desde los medios de comunicación de Cataluña acusan a lo que ellos llaman 'la Prensa Mesetaria' de hacer todo lo posible para intentar desestabilizar al Barcelona. Yo os voy a demostrar que lo que se dice aquí del Real Madrid poco o nada tiene que ver con el seny del que tanto presumen los culés. Os hago entrega de algunas de las 'perlas', desde los medios de comunicación catalanes, han dedicado al Real Madrid. No tienen desperdicio.

1. ¡Un vademécum para Mascaró!


Ibrahimovic y Mourinho padecen la misma enfermedad. Se llama barcelonitis. Es un virus no letal que provoca alteraciones de la realidad y reacciones alérgicas ante cualquier éxito blaugrana. Lamentablemente para ambos, no tiene curación. Una vez inoculado, el virus de la barcelonitis acompaña al infectado el resto de sus días. Los enfermos sufren, en ocasiones, graves episodios de frustración y desconcierto, con pérdida del sentido común y brotes de ridiculez. Los síntomas aumentan su virulencia cuando los infectados son humillados deportivamente por el Barça. Como le ha pasado a Mourinho en las dos últimas temporadas. O como le sucedió el pasado martes por la noche a Ibrahimovic.

Respuesta del Infiltrado: El señor Mascaró necesita urgentemente diferenciar las cosas. Existe una realidad que está a la vista de todos pero que en su mente debe estar adulterada por, precisamente, su 'barcelonitis'. Una ceguera continua que le impide ver que todas las cosas que dice son aplicables a su propia persona y que esos éxitos de los que alardea se han conseguido en los despachos, con sus amigos Laporta y Godall. Fíjense si es grave la enfermedad que hace confundir ganar una Copa y tener en el bote una Liga a pesar de los árbitros con ser humillado deportivamente... Háztelo mirar, amigo Mascaró.


2. "Son muy buenos"


Habrá quien salga para menospreciar esta victoria alegando las ayudas arbitrales. El penalti a Leo Messi fue justo y el agarrón a Busquets existió. ¿Fue casero? En todo caso, mucho menos que el colegiado que el Barça se encontró en San Siro donde le birlaron dos penaltis clarísimos. Ibrahimovic fue de los primeros en atacar a los árbitros ayer en el mismo césped del Camp Nou: “Ahora entiendo por qué Mourinho se queja de los árbitros”. ¡Qué fácil es escudarse cuando uno es incapaz de disparar ni una ocasión entre los tres palos! 

 

Respuesta del Infiltrado: La caverna sigue empeñada en intentar esconder las evidentes ayudas arbitrales que el Barcelona viene recibiendo en España y Europa. Hace varias semanas que no se les oye hablar de los árbitros, curiosamente coincidiendo con las declaraciones de Godall y la reunión 'secreta' de Rosell con Villar. El discurso repetido de que el Barcelona fue mejor que el Milán es suficiente para olvidar el atraco. ¡Qué fácil!, ¿Verdad?


3. Doce años después...


Que el equipo de Pep Guardiola seguro que será finalista, aunque luego añadiera porque "son muy buenos", se entenderá como otra denuncia de que los colegiados le echarán una mano. No vale la pena entrar en ese juego. Sólo recordar que en Inglaterra, en Old Trafford se vio una decisión arbitral inaudita: Karanka despejó con la mano en la línea de portería y Collina no pitó nada. Es memoria popular. De árbitros, mejor no hablar.

 

Respuesta del Infiltrado: Es curiosa la memoria selectiva que tienen algunos. Digo lo de selectiva porque hay veces que recuerdan incluso cosas que no pasaron. Le pasa a Francesc Aguilar, que habla de un penalti de Karanka en Old Trafford allá por el año 2000. Fíjense si en doce años no ha habido tiempo para ver otro tipo de favores arbitrales. Evidentemente no, todos fueron a parar al Barcelona... En cualquier caso, si fue mano quizá fue igual de inventada que la de Higuaín en Mestalla o la de Ramos en Sevilla (pecho y rodilla). Como decía antes, ahora no conviene hablar de los árbitros.

4. El inconsciente juega malas pasadas


El Athletic dejó una magnífica impresión desde la pálida semejanza con el equipo azulgrana, por su creciente afecto al buen manejo del balón que el técnico Marcelo Bielsa ha sabido inculcar en los otrora rudos leones de San Mamés. Sólo un penalti de esos que muchos barcelonistas creen que nunca se pitan a favor de su equipo, permitió al Camp Nou respirar con alivio ante un Athletic en el que se han apreciado futbolistas como Iraola, Javi Martínez, Muniaín, Ander Herrera o Fernando Llorente, que no desentonarían en la plantilla del Barça.

 

Respuesta del Infiltrado: Aún encontramos comentarios en la prensa catalana que demuestran que en Barcelona son muy conscientes de que los árbitros les miran con otros ojos. Caso de Enric Bañeres, que habla de un penalti "de esos que muchos barcelonistas creen que nunca se pitan a favor de su equipo". Ya deben ser ingenuos, porque penaltis a favor del Barcelona los hemos visto de todos los colores... ¡Hasta inexistentes como el del Athletic! ¿Hablamos de árbitros?



5.  Permítanme una carcajada...


Ha sido clasificarse el Chelsea para jugar semis de la Champions contra el Barça y volver a aparecer en medios con supuesta vocación nacional (es decir, que emiten para toda España) y oficialmente sin colores, las cansinas referencias al arbitraje de Ovrebo. Vale, quizás no vio algún penalti contra los culés, igual que expulsó de forma rigurosa a Abidal. Igual que en la ida Stark no vio dos penaltis a favor del Barça y una roja a Ballack. ¿Platinato? Unas narices. Para tufo el de Plaza y Guruceta, o el de aquella remontada blanca ante el Rijeka en que echaron al sordomudo Desnica por protestar. ¿Milagro? No, capotazo arbitral. Como el de la Séptima (orsay de Mijatovic), o los que le dio Benquerença a Mou contra el Barça. O los de este año en la Liga. Pero de eso se habla menos. Casi nada.

 

Respuesta del Infiltrado: Es duro y doloroso para los culés reconocer las ayudas que ha tenido el Barcelona en Europa. Especialmente cuando se les recuerda el robo de Stamford Bridge, que deja todas las vergüenza culés al descubierto. Quizá por ello Fernando Polo trata de quitar hierro a los seis penaltis no señalados por Ovrebo hablando de expulsión rigurosa a Abidal o roja perdonada a Ballack. En ambos casos, puro fanatismo. No como los seis penaltis que recorrieron toda Europa. ¿Platinato? Sí señor, Platinato. Y, por cierto, el gol de Mijatovic fue legalísimo. No nos toméis por ciegos...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información