Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Laporta dice que "Deco ha sido un gran negocio"

EFE EFE
La venta del brasileño Anderson Luis de Souza, nuevo jugador del Chelsea, que reportó diez millones de euros al Barcelona, ha sido para el presidente barcelonista, Joan Laporta, "un gran negocio", además de desear que no se debe "idealizar" al jugador. "No es cuestión de idealizarlo. En las dos últimas temporadas ha sido uno de los jugadores con más bajo rendimiento, por los motivos que sea", destacó Laporta, en una entrevista concedida a "Catalunya Ràdio".

Además, Laporta insistió en que la oferta del Chelsea era la única con la que contaba el Barcelona para traspasar a Deco y por ello defiende que la venta del futbolista, de 31 años, "es un gran negocio; de 0 a 10 millones de euros", agregó. Joan Laporta ha concedido hoy una extensa entrevista a la emisora "Catalunya Ràdio", en la que ha asegurado que él no es el principal motivo de desestabilización en el club catalán, a pesar de que los indicios no apuntan en esta dirección, después de que una moción de censura le haya penalizado en las urnas con el 60"6% de los votos en contra, a pesar de que finalmente seguirá en el cargo porque no se alcanzó el mínimo de 66"6% de los votos.

Después de estos números y de que ayer se produjera una desbandada en la directiva, con ocho dimisiones, Laporta ha creído oportuno poner su cargo a disposición de la asamblea de compromisarios. "Es la asamblea de compromisarios la que me tiene que orientar respecto de lo que debo hacer y no otros foros de opinión o redacciones de diario o tertulias. Ha habido 80.000 socios que no han votado. Y los 24.000 que votaron a favor representa el 15% de la masa social. Yo creo que esto requiere un estudio más en profundidad", señaló.

VUELVE A ATACAR A ROSELL

Por otra parte, el presidente barcelonista volvió a cargar contra el ex vicepresidente deportivo Sandro Rosell de quien dijo que, a pesar de sus aspiraciones a la presidencia del Barça, el ex directivo "no sería un buen presidente". Laporta dijo que se ratificaba en la idea que ya expresó hace semanas cuando apuntó que Rosell "no sería un buen presidente". Laporta destacó que por la experiencia que ha adquirido como mandatario considera que se requieren unas "virtudes y calidades" de las que Rosell no dispone.

"Tengo vivencias personales que hacen que mi opinión sea clara y meridiana en este aspecto. (Rosell) es una persona que no puede ser presidente del Barcelona", concluyó
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información