Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los supositorios culés de la semana

  • El Infiltrado trae las barbaridades que se dicen del Madrid en medios catalanes
El Infiltrado trae las barbaridades que se dicen del Madrid en medios catalanes
EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL

Saludos, amigas y amigos de DC. Aquí, desde mi guarida madridista, os haré llegar a todos vosotros todo lo que se dice y se habla del Real Madrid por estas tierras. Desde los medios de comunicación de Cataluña acusan a lo que ellos llaman 'la Prensa Mesetaria' de hacer todo lo posible para intentar desestabilizar al Barcelona. Yo os voy a demostrar que lo que se dice aquí del Real Madrid poco o nada tiene que ver con el seny del que tanto presumen los culés. Os hago entrega de algunas de las 'perlas' que desde los medios de comunicación catalanes han dedicado al Real Madrid. No tienen desperdicio.

1. Diego Torres ya tiene su carné de socio de la caverna


Florentino Pérez espera que el equipo despegue para no tener que dar un paso que le provoca vértigo. Pero es pesimista. Según su entorno, el presidente está convencido de que si el Madrid no sale bien parado del sábado y mantiene a Mourinho hasta los octavos de la Champions se abrirá ante él un panorama sombrío de casi tres meses de conflictos a espacios regulares. Hay dirigentes que opinan que, a la vista de lo que ha sucedido en la primera ronda de la competición europea, las escaramuzas entre el mánager y la plantilla no son la mejor manera de preparar una eliminatoria. Añaden que la apuesta de mantener a Mourinho sería doblemente arriesgada porque, en caso de eliminación, deberán esperar tres meses más hasta las elecciones, con la Liga seguramente perdida, sin nada que ganar, con el mánager amenazando con romper la concordia y un plebiscito en el Bernabéu cada 15 días. Florentino Pérez teme que haya socios que le reprochen no haber tomado una decisión tajante cuando la sangría se podía cortar. Dice un colaborador suyo que el precio político que pagaría destituyendo a Mourinho no sería tan grave como las consecuencias de la inacción. Si acaso, habrá quien critique el coste económico de la operación: 20 millones de euros de indemnización que se sumarían a los 20 millones que supuso su fichaje al Inter más los cerca de 15 que ha cobrado por curso.

 

Respuesta del Infiltrado: Este artículo ni siquiera ha sido publicado por la prensa catalana, pero tanto da. Seguramente pasaría con matrícula de honor cualquier examen puesto por un periodista del 'Sport' o 'Mundo Deportivo', pues Diego Torres hace mucho tiempo que aprovecha su espacio en 'El País' para verter todo tipo de acusaciones contra José Mourinho. Por muy absurdas que sean. La primera sensación que produce su última 'información' sobre el portugués es la de hilaridad, pues no hay prácticamente nadie que se pueda creer que el entrenador esté en la cuerda floja. Florentino dijo de él hace dos meses que "es el mejor entrenador del mundo". Así que no tiene sentido que haya pensado cambiar de opinión y menos con un hombre que ha cambiado la cara del Madrid para bien.


2. En la caverna ya hacen balance de la etapa de Mourinho


La crisis del Madrid, por mucho que se empeñe Mourinho, es simple y llanamente deportiva. Perder contra el Betis, contra el Sevilla o contra el Borussia Dortmund tiene mérito con el presupuesto que maneja el portugués. Pero él a lo suyo. A hablar mal de todos para salvar su imagen. Eso coló durante los dos primeros años. Ahora, el mundo del fútbol y el madridismo se ha dado cuenta de la farsa. Y eso significa que se irá con su circo a otra parte. Pero lo hará fracasando. Esta vez, sí.

 

Respuesta del Infiltrado: Estamos todavía en noviembre, pero en la prensa culé ya se atreven a hacer balance de la trayectoria de Mourinho al frente del club. Hablan de "fracaso", como si el portugués ya no estuviera en el club y no hubiera ganado una Liga, una Copa del Rey y una Supercopa. Un mal inicio de Liga les sirve para echar al entrenador del Madrid y juzgarle. Como ya hemos indicado en otras ocasiones, el problema que tienen es que confunden deseos y realidad y se apresuran a anticipar algo con lo que solo pueden soñar: la destitución de Mourinho por parte de Florentino Pérez.

 


3.  El egocentrismo lleva a acusaciones de 'madriditis'

El Barça de los viejos tiempos, el Barça del siglo XX, sufría una grave enfermedad llamada 'madriditis'. El club, el entorno, los socios y los aficionados constantemente se estaban comparando con el Madrid. Porque durante gran parte del siglo XX el Madrid fue la referencia. Por sus títulos (más que nadie), por su modelo y por su influencia. Afortunadamente, ese sentimiento de inferioridad se ha superado con un ciclo triunfal iniciado por el Barça de Rijkaard y Ronaldinho, continuado por el Barça de Guardiola y Messi y, todo parece indicar, culminado por el Barça de Tito Vilanova y la cantera. El siglo XXI es blaugrana y ahora es el Madrid y el madridismo los que sufren un nuevo trastorno denominado 'barcelonitis¿. Es la envidia por lo que ahora es el Barça, por lo que representa, por lo que transmite y, por supuesto, por lo que gana. Y por cómo lo gana. Mourinho tenía envidia de Guardiola (y ahora de Tito). Cristiano Ronaldo tiene envidia de Messi. Los chavales de La Fábrica tienen envidia de los chavales de La Masia. Y es que el Madrid querría ser como el Barça, pero no sabe cómo conseguirlo.

 

Respuesta del Infiltrado: El creerse el ombligo del mundo tiene estas cosas, que uno se cree admirado y envidiado por el resto del mundo. ¿Pero cómo es posible que el mejor club del siglo XX nombrado por la FIFA, el equipo con 9 Copas de Europa y 32 Ligas en sus vitrinas, pueda envidiar al Barcelona? ¿Cómo es posible que la cantera más prolífica de la historia del fútbol español pueda sentir envidia de la Masía? Pues sí, esto es algo que en el entorno culé se creen a pies juntillas. Y, para colmo, dicen que Mourinho tiene envidia de Guardiola. Aunque no se puede descartar. Me refiero, más en concreto, a los arbitrajes de Pep. A los de Ovrebo, Stark, De Bleeckere, Bussaca y compañía. Porque todos esos privilegios con la UEFA para envidiar, desde luego.


4. La prensa culé pasa consulta


Los entrenadores de fútbol tendrían que ser como los yogures: llevar la fecha de caducidad grabada en un lugar visible. El consumo de un entrenador caducado puede ser perjudicial para la salud de una afición y acarrearle consecuencias psicológicas de difícil curación y que dejan secuelas. Los malos resultados son como la fiebre, un primer indicador de la dolencia, que conviene atajar antes de que la enfermedad se haya apoderado de todo el organismo. En mi modesta opinión, el Real Madrid presenta ahora mismo ese cuadro clínico, que ya ha sido advertido por un sector de la afición merengue ante la indiferencia o la pasividad del equipo médico, al frente del cual se sitúa Florentino Pérez , como máximo responsable de la unidad. Si no se toman medidas urgentes, el caso puede derivar en una intoxicación grave que hará necesario un lavado de estómago a fondo. Hecho este bonito preámbulo abandono ya los símiles, metáforas y demás figuras retóricas para ir al grano: José Mourinho se encuentra en una posición insostenible.


Respuesta del Infiltrado: Al parecer, ahora también hay periodistas barcelonistas que se hacen pasar por 'médicos'. Tiran del juego de palabras fácil y hablan de "merengue caducado", como si la única solución para el Real Madrid fuera despedir a José Mourinho. ¿Pero quién se puede creer unos consejos dados por el rival? ¿Realmente el barcelonismo ayudaría al club blanco a tomar las mejores decisiones? Más bien todo lo contrario, los culés siempre quieren que el conjunto merengue se equivoque, de forma que nunca les va a echar una mano para hacer lo mejor. He aquí el ejemplo. La caverna anima a Florentino a despedir a su entrenador, en un intento por ver si 'cuela', les hacen caso y les quitan de delante a quien tantos disgustos les ha dado en los últimos años. Pero no caerá esa breva.


5.  11 puntos igual a menosprecio asegurado al Madrid


Los culés deberían olvidarse de una vez por todas del Madrid. El barcelonismo no puede andar preocupado por un equipo que está a once puntos del Barça. Pensar que los de Mourinho pueden ser rivales de los azulgranas esta temporada es menospreciar al conjunto de Vilanova. Es, en el fondo, un claro síntoma de madriditis. La mejor respuesta al debate sobre quién debe ganar el derbi madrileño la dio el entrenador catalán. “Lo importante es que gane el Barça”. En la época en que el FC Barcelona ganaba una Liga cada diez años era normal que la afición azulgrana andara preocupada por todo lo que ocurría en la capital pero ahora las tornas han cambiado. Una cosa es seguir con interés los desplantes diarios de Mourinho, el conflicto entre españoles y portugueses o el futuro de Ronaldo y otra angustiarse porque los blancos puedan recortar los once puntos de ventaja. ¿Qué más da que gane el Madrid o el Atlético?

 

Respuesta del Infiltrado: Quedan 75 puntos en juego, pero al barcelonismo le queda ya poco para irse a Canaletas. Como si hubieran ganado el título en noviembre, los culés no aprenden y se ven ganadores. Poco importa que tenga al Atlético de Madrid a solo tres puntos y que el recuerdo de la última Liga de Capello continúe en la memoria colectiva. Algunos periodistas quieren olvidarse del Real Madrid (a ver si es cierto y lo cumplen) porque el equipo de Mourinho está ya muy lejos de la clasificación. Mejor, que se confíen, pues tarde o temprano el conjunto blanco volverá a estar pegado a su retaguardia...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información