Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Último ensayo del Barça en Escocia

EFE EFE
El Barcelona concluirá mañana su estadía en Escocia con la celebración de un segundo y último partido, frente al Dundee United, quinto clasificado de la pasada Premier escocesa, y contra el que ya se midió el año pasado, con victoria barcelonista por la mínima gracias a un gol de Henry en el último minuto de partido.

El equipo que entrena Josep Guardiola ha disputado hasta la fecha un único partido en Escocia, que lo resolvió de forma contundente ayer frente al Hibernian por 0-6, en un enfrentamiento ante 23.000 personas en el que el Barcelona arrolló a su rival.

Frente al Dundee United no se espera un partido tan cómodo para los de Pep Guardiola, quien podría alinear un once completamente diferente al que se vio en Edimburgo anoche y que hizo las delicias del público, especialmente Lionel Messi.

Keita y Hleb pendientes de debutar

En el partido contra el Hibernian, ni Keita ni Hleb, ni tampoco el denostado Samuel Eto"o, tuvieron minutos para poner en escena las cualidades que han empujado al Barcelona a contratar a estos dos buenos futbolistas.

Quienes sí que demostraron su valía fueron Martín Cáceres, en menor medida Gerard Piqué, y, por encima de todos, Dani Alves. El lateral derecho brasileño, en combinación por la banda con Messi, volvió loco a medio equipo escocés, que se las vio y deseo no sólo para detener la ofensiva de la banda derecha, sino para taponar todas los huecos y vías de agua.

Este será el último partido en Escocia y posteriormente el Barcelona regresará tras acabar el encuentro a la Ciudad Condal, donde la expedición llegará en la madrugada del domingo al aeropuerto del Prat. A los pocos días, el Barcelona volverá a retomar el avión para viajar a Florencia, para jugar contra el Fiorentina, y desde allí, a los Estados Unidos.


Partido rodeado de historia para la ciudad de Dundee


En el partido de mañana en la ciudad de Dundee, en el noreste de Escocia, el Barça jugará en el pequeño estadio de Tannadice Park, con capacidad para 14.200 espectadores. Se da la circunstancia que este estadio, antes de contar con todas sus localidades de asiento, logró el récord de afluencia de público precisamente con la visita del FC Barcelona en 1966, con motivo de la celebración de la Copa de Ferias.

Para aquel choque, se reunieron en Tannadice Park unos 28.000 aficionados. El encuentro acabó 2-0 y en el partido en el Camp Nou el Dundee United también ganó por 1-2. De esta forma, el Barça quedó eliminado en los dieciseisavos de final de la competición. Igual suerte corrió el Barça en la segunda y última vez que se tropezó contra el United en Europa. Fue la temporada 1986-87, en los cuartos de final de la Copa de la UEFA. El Barça perdió los dos partidos: 1-2 y 1-0.

Muchos años después de aquellos encuentros, la diferencia entre los dos equipos es abismal, por lo que una victoria del Dundee United mañana sería una sorpresa mayúscula, y más cuando el equipo escocés ha perdido a su goleador, Noel Hunt, que ha fichado por el Reading. Hunt, con doce tantos, fue el sexto máximo goleador la pasada campaña en la Premier escocesa.

Después de que a finales de mayo el Celtic de Glasgow se proclamara campeón de Liga al vencer en el último partido en el campo del Dundee United (0-1), Tannadice Park volverá a albergar fútbol, esta vez contra el Barça, a la espera de que el 11 de agosto se ponga en marcha la Premier escocesa.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información