Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Barcelona tira la Liga

  • Sólo ha ganado uno de los últimos siete partidos de Liga
Luciano Sabatini Luciano Sabatini
Al igual que un iceberg, en el fútbol la mayor parte de una crisis se mantiene oculta hasta que asoma la punta del problema, y se confirma que por debajo del agua yace la gran parte del mismo. Este es el caso del Barcelona, que lleva arrastrando una situación crítica desde hace dos años, ante la que directiva y jugadores han querido cerrar los ojos. Un problema deportivo y social que se ha enquistado hasta que el enfermo ha ingresado en la UVI.

Sobre el papel, los números de este Barcelona reflejan una realidad ineludible: el equipo tiene perdida la Liga. Con la victoria del Real Madrid ante el Murcia, el equipo azulgrana ha quedado a 9 puntos los blancos cuando tan sólo quedan en juego 18. Un distancia sideral, que nunca el Barça ha sido capaz de recortar en tan pocas jornadas de Liga. De hecho, la remontada que el Madrid hizo la temporada pasada recortando 6 puntos de desventaja, fue posible gracias a que ganó 31 de los últimos 36 puntos en juego, en una racha que este irregular Barcelona es incapaz de encadenar.



Los números son sabios

De hecho, cuando el Madrid se lo ha puesto más fácil al equipo de Rijkaard y este se propuso la temporada lso resultados le han ido de mal en peor. De los últimos siete encuentros el Barcelona sólo ha conseguido una victoria, consiguiendo tan sólo una tercera parte de los puntos en juego (7 de 21), mientras que el equipo de Schuster, al que pretendía dar caza se ha hecho con 13 de estos últimos 21 puntos en Liga, lo que es un podre bagaje para un equipo que pretendía recortar y asaltar el liderato.

Incluso la alineación de Rijkaard ante el Recreativo evidenció que el holandés ha dado por perdida la Liga, ya que se dejó en Barcelona a Bojan, Iniesta y Henry, los tres con molestias, las mismas con las que han participado como indispensables en otras ocasiones. Así, el empate y los puntos que los azulgranas se dejaron en el Nuevo Colombino no han sido una casualidad.

Pero esta crisis va mucho más allá de perder la Liga o no. El vestuario esta descompuesto, con jugadores que anuncian su espantada como Deco, u otros que ya lo tienen hecho con equipos extrangeros, como Ronaldinho con el Milan, en un claro síntoma de fin de ciclo necesario. Así mismo, no conviene olvidar las pañoladas que la directiva de Laporta se ha llevado en los últimos partidos, y es que el ciclo de el presidente y sus hombres de confianza también está tocando a su fin.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información