Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El proceso judicial contra Laporta se dilata

Luciano Sabatini Luciano Sabatini
La junta directiva del FC Barcelona no avalará a no ser que una sentencia firme le obligue a hacerlo y hoy ha logrado dilatar el procedimiento judicial ocho días más, al presentar una serie de excepciones procesales que deberán ser resueltas por el magistrado Antonio Nuño de la Rosa durante esta semana.

La demanda en cuestión por el caso de los avales fue interpuesta por Pla contra Laporta y su junta después de que, a petición de otro socio, el juzgado de primera instancia número 30 de Barcelona obligara a la actual directiva de la entidad catalana a convocar elecciones, al considerar probado que sus primeros ochos días en el cargo (los últimos de la temporada 2002-03) equivalían a un año de mandato.

Esta sentencia fue ratificada por la Audiencia Provincial y recurrida posteriormente por el club ante el Supremo, que todavía no se ha pronunciado sobre el asunto.

Laporta y sus directivos cerraron el ejercicio 2002-03 con 164 millones de pérdidas, motivo por el que debería haber avalado el 15 por ciento del presupuesto en la temporada siguiente, según la normativa vigente.

Sin embargo, y pese que la junta del FC Barcelona acató el mandamiento judicial de dar por concluido su primer mandato en junio de 2006 y convocar unos nuevos comicios, tampoco ha avalado en las dos temporadas de su segundo mandato (2006-07 y 2007-08).

El socio demandante pide, por tanto, al juez que declare nula la toma de posesión de la actual directiva azulgrana -lo que derivaría en un nuevo proceso electoral- o, subsidiariamente, que le obligue a avalar parte del presupuesto de la entidad.


No ha habido acuerdo





Como era de esperar, las partes no han alcanzado ningún tipo de acuerdo en la vista de cuestiones previas que se ha celebrado hoy en el juzgado de primera instancia número 24 de Barcelona, pese a que la parte actora, el socio Vicenç Pla, se ha mostrado dispuesto a retirar la demanda si la junta se comprometía a avalar el 15 por ciento del presupuesto del club (unos 45 millones de euros).

Fuentes judiciales han explicado que la directiva del FC Barcelona ha solicitado el archivo de las actuaciones, en base a la inadecuación del procedimiento -reclama la participación del ministerio fiscal-, la caducidad de la acción y la falta de legitimidad del demandante pues, a su entender, un socio de la entidad no puede exigir judicialmente la presentación del aval.

Con esta maniobra legal, habitual en casi todos lo procedimientos judiciales, el club ha logrado dilatar ocho días más el proceso, ya que Nuño de la Rosa ha aplazado hasta el 22 de abril (las partes están citadas para las 10.30 horas), la proposición de prueba, que debía celebrarse hoy.

Así, el magistrado deberá resolver sobre estas excepciones procesales en el plazo de cinco días y, a continuación, analizar la procedencia de las pruebas que demandante y demandados propongan dentro de ocho días.

Cabe recordar que Nuño de la Rosa ya desestimó, en su último auto, las cuestiones de prejudicialidad previa presentadas por los miembros de la junta directiva, que alegaron que la sentencia que les obligó a convocar elecciones en agosto de 2006 todavía no había ganado firmeza, al estar recurrida ante el Tribunal Supremo.

En cualquier caso, el próximo día 22 el titular del juzgado de primera instancia número 24 deberá decidir, en base a la proposición de prueba de las partes, si dicta ya sentencia o fija una fecha para la celebración del juicio oral, que podría celebrarse dentro de mes y medio aproximadamente.

En este último caso, el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, y parte o la totalidad de sus directivos serían llamados a declarar y se expondrían a que el juez declararse nula su última toma de posesión.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información