Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La Premier abre fuego

EFE EFE


La nueva temporada liguera abrirá fuego en Inglaterra este sábado, marcada por las expectativas renovadas, nuevas incorporaciones y ausencias notables -aunque temporales- como la del español Cesc Fábregas en el Arsenal o la del portugués Cristiano Ronaldo en Old Trafford; y con un común denominador: destronar al Manchester United.

El flamante campeón de la Liga y de la "Champions" tiene asegurada, en principio, la presencia de su gran goleador. Tras un intenso verano de intercambios verbales y fricciones con el Real Madrid por los servicios del extremo luso, Ronaldo se queda en Inglaterra. O, al menos, eso parece. Eso sí, el jugador se recupera de una operación de tobillo y se pierde por ello el estreno de la nueva campaña.

No es el único ausente en la plantilla de Alex Ferguson, un técnico que comienza el nuevo curso con dilemas de selección. Si bien su equipo acusa ausencias obvias, esta circunstancia no le ha impedido llevarse ya su primer trofeo: la Community Shield -disputada entre el campeón de Liga ante el campeón de Copa- frente al Portsmouth el pasado domingo.

Los "diablos rojos" mostraron en Wembley un once en plenas facultades aunque tuvieran que sellar la victoria en la tanda de penaltis. Se trató, en cualquier caso, de un aviso a los rivales. Un virus desconocido para el que los médicos no terminan de encontrar remedio, y que Wayne Rooney atrapó en la gira de pretemporada por Nigeria, es la causa por la que el delantero internacional continúa siendo otro gran interrogante para el choque contra el Newcastle United.

Pero en el once del United tampoco estará el brasileño Anderson, en los Juegos Olímpicos de Pekín con su selección; ni el portugués Nani, que arrastra una sanción de la pasada temporada. Se espera que el coreano Ji-Sung Park y el inglés Owen Hargreaves estén también ausentes por sendas lesiones de rodilla.

Scolari despierta las esperanzas para los blues



En este comienzo de temporada existe una gran expectación alrededor del Chelsea, un club que se encuentra en pleno proceso de adaptación y cambio con su nuevo dirigente: el brasileño Luiz Felipe Scolari.

Los "blues" de "Felipao" tendrán que esperar al domingo para estrenarse ante el Portsmouth de Harry Redknapp y en este encuentro se podrá ver el debut, también, del ex barcelonista Deco.

El club de Stamford Bridge, por cierto, no pierde las esperanzas de poder fichar al madridista Robinho, pese a la negativa de la entidad española.

El arranque no se presenta nada fácil para el plantel adiestrado por el disciplinado francés Arsene Wenger. La plantilla londinense ha quedado diezmada de forma alarmante ante una interminable lista de lesionados. ¿Lo peor? Wenger tampoco dispondrá de Cesc Fábregas, su talismán en el medio campo y el hombre que normalmente lima las situaciones complicadas.

El centrocampista español sufre una lesión muscular que le obligó, también, a perderse el clasificatorio europeo del miércoles ante el FC Twente. Ahí, los "cañoneros", con Manuel Almunia en la meta, se portaron y vencieron por 2-0.

Pero el español no es el único ausente. El defensa central Kolo Touré tiene un problema de cadera y su reemplazo natural, Philippe Senderos, es baja por lesión; mientras que Samir Nasri, el nuevo fichaje procedente del Marsella, no ha logrado recuperase de una lesión de rodilla.

Por si esto no fuera suficientemente negativo, Abou Diaby, Tomas Rossicky y Eduardo continúan apartados de la acción debido a diversos problemas de larga duración; y Alexandre Song se encuentra con Camerún en los Juegos Olímpicos.

Un panorama desolador para Wenger, testigo directo de la marcha de figuras importantes de su plantilla como Jens Lehmann, Alexander Hleb -al Barca-, Mathieu Flamini y Gilberto.

La filosofía del "míster" francés, sin embargo, sostiene el ánimo en vestuarios: "Creemos en nuestra manera de jugar a fútbol y creemos que la mejor manera de traspasarla a los jugadores es haciendo que comiencen a jugar lo antes posible", señala el galo, que no ve ningún problema en que jugadores jovencísimos como Aaron Ramsey salte de competir en la segunda división inglesa a un partido europeo.

El "spanish Liverpool" se ha reforzado

El Liverpool de Rafael Benítez visitará al Sunderland digiriendo aún su empate a cero ante el campeón belga, Standard de Lieja, a domicilio.

Por calidad, los "reds" deberían haber resuelto el miércoles su compromiso clasificatorio de "Champions". La realidad, sin embargo, mostró a un Liverpool flojo y carente de imaginación. No es un buen anticipo para el "míster" madrileño.

Su colega, Juande Ramos, en el Tottenham Hotspur, se desplazará el sábado al estadio de Riverside a medirse al Middlesbrough en un encuentro que podría servir de adelanto de las estrategias que tiene preparadas para este nuevo curso el entrenador manchego.

La jornada se inicia con un duro varapalo para el Manchester City, entrenado ahora por Mark Hughes, que pierde a su delantero Darius Vassel durante unas diez semanas con una lesión de rodilla que le aparta automáticamente del primer partido ante el Aston Villa, donde podría debutar el español Carlos Cuéllar, nuevo fichaje de los "Villanos" de Martin O"Neill procedente del Rangers escocés.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información