Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Tailandia no pedirá la extradición de Shinawatra

EFE EFE
El primer ministro de Tailandia, Samak Sundaravej, anunció hoy que su Gobierno no solicitará la extradición ni revocará el pasaporte diplomático del ex mandatario Thanksin Shinawatra, declarado fugitivo y exiliado en el Reino Unido.

Shinawatra, dueño del club inglés de fútbol Manchester City y sobre quien pesan cuatro acusaciones de corrupción, viajó al Reino Unido la semana pasada junto a su mujer, Pojaman, para eludir la Justicia tailandesa.

El Tribunal Supremo tiene previsto anunciar el próximo 17 de septiembre el veredicto del primer juicio al que ha sido sometido el matrimonio Shinawatra por supuesta implicación en la compra de un terreno estatal a un precio por debajo de su valor real.

Sundaravej, líder del gobernante Partido del Poder del Pueblo (PPP), adoptó esa decisión a pesar de las continuas manifestaciones callejeras que tiene lugar en Bangkok desde hace varios días para presionar al Gobierno con el fin de que pida la extradición del ex primer ministro.

La mayor parte de los dirigentes del PPP que encabeza Sundaravej provienen del partido que creó Shinawatra, y que el Tribunal Supremo disolvió el pasado año por cometer fraude electoral.

Cerca de 2.000 personas se manifestaron el pasado jueves frente al Ministerio de Asuntos Exteriores en Bangkok para pedir la extradición del ex primer ministro y dueño del club inglés de fútbol Manchester City.

Los manifestantes, convocados por la Alianza Popular para la Democracia (PAD, por sus siglas en inglés), exigieron a las autoridades que revoquen el pasaporte de Shinawatra.

Sondhy Limthongkul, uno de los dirigentes del PAD, afirmó que el ex primer ministro es un prófugo de la justicia y, en consecuencia, carece de derecho a poseer pasaporte.

El PAD organizó otra manifestación similar el martes pasado ante la embajada británica en Bangkok, en la que instó al Gobierno de Londres a extraditar a Shinawatra.

Una corte de Justicia condenó hace tres semanas a Pojaman a tres años de prisión por evadir el pago de 546 millones de bats (15,99 millones de dólares o 10,85 millones de euros) en impuestos como consecuencia de la venta de la participación familiar en el conglomerado Shin Corporation.

Shinawatra traspasó a su mujer, hijos y otros miembros del clan familiar sus títulos en Shin Corporation antes de convertirse primer ministro, lo que ocurrió en 2001, y éstos vendieron el lote de acciones (49,6%) a la compañía estatal singapuresa Temasek Holdings por unos 70.000 millones de bats en enero de 2006, en una transacción que el Gobierno declaró libre de impuestos.

Aunque la democracia fue restablecida en diciembre de 2007 con un Gobierno afín a Shinawatra, la Justicia ha seguido adelante con los procesos abiertos contra el ex primer ministro, su familia y asociados.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información