Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Espanyol mejora sus prestaciones ante el Udinese

EFE EFE
El Espanyol despachó su pretemporada derrotando por la mínima al Udinese italiano (1-0) en el Trofeo "Ciutat de Barcelona", que sirvió para que el equipo catalán mejorase sus prestaciones en la presentación ante su público, a menos de una semana para abrir el campeonato de Liga.

En su última prueba del verano, el Espanyol dio un paso adelante. Emitió buenas sensaciones con el balón en los pies, por más que le falte capacidad asesina en el área rival. Algunos de sus fichajes, como Román y Beranger, parecen jugadores de cuajo. En cambio, el equipo aún necesita manejar otros registros del juego y poner a punto su retaguardia.

Empeñado en agradar a su público, el Espanyol arrancó a mil revoluciones, con una intensidad propia de la competición oficial. Su puesta en escena fue impecable. Movió la pelota con criterio y rapidez, al estilo de sus mejores días, ayudado por la fluidez de De la Peña y Román, el fichaje llamado a gobernar el equipo desde la medular.

En su primer paseo por el área rival, el argentino demostró su atrevimiento. No ha venido al Espanyol a esconderse. Intentará ser el termómetro del equipo. Recogió un rechace de la defensa del Udinese y logró el único gol del partido antes de que la pelota tocase el suelo.

Poco a poco, el Espanyol se contagió del juego del Udinese. El equipo italiano no se apuntó al "catenaccio" puro, pero tampoco se desplegó con alegría. Buscó el pase largo, táctica que acabó por descentrar al Espanyol. El equipo local bajó el ritmo por mimetismo y el partido empezó a calmarse.

Más retraído que en la primera parte, el Espanyol apostó por el contragolpe en el segundo acto. Frente al estirón del Udinese, más activo cuando su entrenador movió el banquillo, el conjunto local situó a Callejó en la punta de ataque, una isla entre los centrales italianos, todo pundonor pese a que apenas conectó con los volantes.

Sólo el acierto de Kameni y una pizca de mala suerte impidieron al Udinese empatar el partido. Ni una excelente jugada personal de Alexis Sánchez, culminada por Quagliarella, ni un potente disparo del internacional italiano acabaron en gol.

El propio Quagliarella protagonizó la última gran ocasión del partido, un contragolpe acabó con el balón estrellado en el larguero. La jugada retrató una de las grandes carencias del Espanyol, los desajustes defensivos, maquillados sin embargo por un intenso final del grupo de "Tintín" Márquez, que buscó el segundo gol cuando el partido parecía apagarse, buen epílogo para un equipo solvente con sus actores principales, pero demasiado frágil con sus secundarios.



Ficha técnica:

1 - Espanyol: Kameni; Sergio Sánchez (Chica, min. 57), Lacruz, Jarque, Beranger; Román (Lola, min. 67), De la Peña (Angel, min. 57), Moisés (Sielva, min. 73), Valdo (Coro, min. 67), Luis García (Rufete, min. 67) y Tamudo (Callejón, min. 57).

0 - Udinese: Handanovic; Nef (Basta, min. 67), Morero, Lukovic (Pepe, min. 46), Motta (Isla, min. 46); Obodo (D"Agostino, min. 46), Inler (Ighalo, min. 87), Tissone (Pasquale, min. 46), Di Natale (Quagliarella, min. 46), Sánchez y Floro Flores (Ferronetti, min. 46).

Gol: 1-0, min. 7: Román.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (comité catalán). Amonestó con cartulina amarilla a Beranger (min. 37), Di Natale (min. 40), De la Peña (min. 43), Moisés (min. 55) y Pepe (min. 80).

Incidencias: partido correspondiente a la XXXV edición del Trofeo "Ciutat de Barcelona", disputado en el Estadio Olímpico de Montjuïc ante 9.550 espectadores.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información