Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Trapos sucios en el fútbol belga

  • Bodart se confiesa atracador de bancos y falsificador de dinero
EFE EFE
Gilbert Bodart, ex portero del equipo nacional belga de fútbol que confesó recientemente su participación en un atraco ocurrido a mediados de agosto, también ha admitido estar implicado en una red de tráfico de moneda falsificada, según ha anunciado hoy la cadena pública flamenca VRT.

Bodart, de 45 años e internacional con la selección nacional en una docena de veces con la selección belga, habría colaborado con una mafia napolitana para poner en marcha una imprenta de dinero falso en la ciudad flamenca de Izegem (noroeste de Bélgica).

La máquina estaba a punto pero aún no se imprimía en el taller, según la información.

Fue la investigación de la policía en este caso la que reveló la implicación del ex guardameta en un atraco ocurrido a mediados de agosto en la recepción del lugar turístico de las grutas de Han-sur-Lesse (sudeste de Bélgica), de las que Bodart era relaciones públicas desde hacía apenas tres semanas.

La fiscalía de esa localidad decidió pinchar las comunicaciones telefónicas de Bodart en el marco de esa investigación, escuchas que revelaron el atraco ocurrido en las grutas, según la prensa belga.

Bodart -que también es sospechoso en el escándalo de compra de partidos en el fútbol belga en 2005, cuando era entrenador del entonces equipo de primera división La Louvière- tenía problemas financieros debido a su adicción a los juegos de azar.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información