Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El sentimiento de Benítez, la mejor garantía de dedicación

  • "Sus lágrimas le delataron el miércoles y, al mismo tiempo, son una garantía de que lo va a dar todo mientras esté en el club"
Jaime de Carlos - La Opinión
Jaime de Carlos - La Opinión Jaime de Carlos - La Opinión

Florentino Pérez y Rafa Benítez sabían que la llegada del madrileño al banquillo del conjunto blanco no iba a ser una decisión popular. Pero aun así los dos han apostado fuerte para unir sus fuerzas, con la confianza plena en que el madridismo de cuna del entrenador se convierta en el mejor acicate para conseguir éxitos tras cerrar una campaña casi en blanco. Porque lo que ofrece Benítez es eso: un conocimiento pleno del club merengue y una capacidad extra para sentir los colores, tal y como se pudo comprobar el día de su presentación.

Muchos han dudado del fichaje de este técnico en un primer momento, yo incluido. Pero no ha necesitado sentarse en el banquillo en un partido o saltar al césped de Valdebebas en un entrenamiento para empezar a despejar dudas. En su primer día como miembro oficial del club nos ‘regaló’ una de las imágenes más emotivas de los últimos tiempos para el madridismo. Sus lágrimas fueron la demostración de que Benítez está cumpliendo un verdadero sueño al regresar a la que fue su casa y su equipo de la niñez. Tras más de 20 años de carrera sabe que está ante el gran reto de su vida, ante la oportunidad que lleva esperando años y años. Y por supuesto, no está dispuesto a desaprovecharla.

Puede que en su etapa en el Valencia no demostrara ser muy madridista y dedicara algunas 'perlas' al club blanco. Pero entonces él defendía otros intereses y jugaba sus bazas, como las juega Mourinho, por ejemplo. De ello hace mucho tiempo, más del necesario para perdonarle, ya que tampoco fue tan grave su comportamiento. Tras más de una década él y el club blanco han cambiado mucho, tanto como para que sus destinos se crucen y entrelacen con objetivos comunes.

 

Rafa Benítez

Él siempre quiso entrenar al Real Madrid. Sus lágrimas le delataron el miércoles y, al mismo tiempo, son una garantía de que lo va a dar todo mientras esté en el club. Durante muchos años han pasado por esta institución decenas de técnicos, aunque muy pocos han sido madridistas de los de verdad, de los que nacen. Pues bien, ahora tenemos al entrenador de la casa con mejor palmarés de la actualidad, a excepción de Vicente del Bosque, así que no se puede negar que la próxima temporada vamos a tener un plus de dedicación, pasión e ilusión en el banquillo.

Sólo el tiempo dirá a dónde nos lleva el Real Madrid de Benítez. Por lo pronto, parece que hay buenos mimbres puestos por parte del nuevo entrenador. Pero una de las claves más importantes estará en el recibimiento que le brinde el vestuario. La época del 'buenismo' de Ancelotti ha llegado a su fin y ahora van a tener a un técnico más exigente que no se va ‘casar’ con nadie. Los jugadores se van a tener que implicar de lleno y olvidarse de la época de buen rollo con el italiano, porque con el español la historia va a ser distinta. Ahora nadie va a tener el puesto asegurado y cada semana van a tener que darlo todo en los entrenamientos para convencer al 'jefe'.

De cómo se establezca esta relación entre ‘míster’ y futbolistas dependerá en gran medida el éxito de Benítez en el Real Madrid. Florentino lleva años buscando un hombre que sea capaz de tener bajo control al plantel sin incomodar a los jugadores, pero hasta ahora sólo ha dado con perfiles extremos: o los 'blandos' Pellegrini y Ancelotti o el 'duro' Mou. Su intención es encontrar a un entrenador capaz de aunar los dos polos en un punto medio y su apuesta es Benítez. Así que si sale bien que nadie dude que tendremos entrenador de la casa para años. Y si sale mal… mejor ni planteárselo.

 

Puede seguir a Jaime de Carlos en Twitter: @wordsentinel

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información