Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Juande se exprime la mollera

Susana Guash Susana Guash

Ya no queda nada para vivir el clásico de los clásicos de nuestra Liga. Cada año hay dos, por lo menos, pero por la rivalidad que hay siempre parece que cada uno sea el partido del siglo. Éste no podía ser menos por la convulsión en el Real Madrid que contrasta con el extraordinario juego del Barça y el clamor general, sobre todo por parte de la prensa catalana, de que estamos ante una goleada histórica al equipo de Juande Ramos.

La presencia del técnico manchego, después de que el club se cargara a Schuster y presentara al nuevo casi al mismo tiempo, revoluciona el tono del partido. Podría ser que jugara Dudek en lugar de Casillas (no lo creo), pero algo puede extrañar cuando vimos al polaco de titular contra el Zenit y si pensamos en el momento regular de forma de Iker.

Metzelder apunta al lateral derecho, Salgado al izquierdo y Cannavaro y Ramos en el centro de la zaga. Eso, además de confirmar que Juande se estruja la mollera buscando soluciones, es una de las claves del partido. Un Barça pletórico y sin más bajas que la de Iniesta, se enfrenta a un Madrid plagado de lesiones.

La baja reciente que más duele es la de Robben, inoportuno con su protesta a Bernardino. Pero las sensaciones desde que ha llegado Juande y el Madrid ha goleado al Zenit han cambiado. La cara de los madridistas es otra. Tanto la de los jugadores, como la de la afición. El Madrid se agarra más que nunca al peso de su camiseta y a su historia. El Barça es muy favorito, pero el partido está por jugar. Qué digo partido, partidazo. Nos vemos en LaSexta.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información