Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Éste es el camino

José Manuel Estrada José Manuel Estrada

Ya han pasado más de 24 horas desde el clásico y sigo lamentando que el orgullo no haya tenido premio ¡Qué pena que la casta no encontrara su recompensa! El Real Madrid jugaba el sábado ante el que muchos ya han bautizado, anticipadamente, como el campeón de Liga. Los de Juande se las vieron contra un equipo al que le funciona el sistema, pero un sistema que el Real Madrid supo desactivar desde el minuto 1 hasta el minuto 82, cuando Eto´o marcó el primer gol. Hasta entonces, los blancos habían gozado de buen orden, saber estar y un gran posicionamiento y presión sobre el terreno de juego que ahogó a un Barcelona al que le empezaban a faltar las ideas. Es más, si Drenthe, primero, y Miguel Palanca, después, hubieran tenido un poco más de suerte en sus dos ocasiones otro gallo hubiera cantado a los culés. Por cierto, Palanca ha demostrado que puede ser un jugador muy útil para Juande Ramos en lo que queda de temporada. Y todo eso con menos de 90 minutos.

El Real Madrid consiguió dar un giro de 180 grados a la opinión de todos aquellos que fueron al Camp Nou esperando la gran goleada del siglo. Es más, en ciertos tramos del encuentro, se notó una pequeña ansiedad que a punto estuvo de apoderarse de los culés que, con el marcador 0 a 0, temieron no poder perforar la meta de Casillas. Y es que silenciar el Camp Nou 82 minutos, estando cómo está el Barcelona este año, tiene su mérito.

Hablar de justicia o injusticia en el fútbol no es correcto, porque los partidos no hay que mirarlos por su desarrollo, sino por su resultado final. En esta ocasión al Real Madrid le faltó esa dosis de suerte que también es necesaria para conseguir algo positivo. La mejoría con Juande Ramos es notable. Para mi, sólo hay un pero en su llegada al Madrid: Juande, eres un hombre con méritos enormes por tu trabajo y lo suficientemente laureado para que hubieras pegado un puñetazo encima de la mesa reivindicando, no sólo estos seis meses de contrato, sino un año más de vinculación con los merengues. Y es que en la vida, a veces decir NO es poner un SÍ en tu dignidad. Dicho esto te deseo lo mejor porque te lo mereces, éste sí que es el camino para poder darle la vuelta a la trayectoria que llevaba el Madrid hasta hace una semana.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información