Ir a versión clásica Ir a versión móvil

En Barcelona ya añoran a Schuster

Alejandro Alcázar Alejandro Alcázar

La llegada de Juande al Madrid no es garantía de nada mientras no se demuestre lo contrario. Su rigidez táctica puede chocar con la fantasía individual de ciertos futbolistas blancos, como puede ser el caso de Guti que, o se pone las pilas y completa el dibujo que el técnico quiere para el equipo o, me temo volverá a las cavernas del banquillo como le ha sucedido a lo largo de toda su carrera deportiva.

Sin embargo, el ánimo del vestuario desvela unión y con poco que coincida con las ideas que quiere Juande este Madrid irá hacia arriba aunque sea a costa del sacrificio de ciertas vedettes. Vamos, que hay un plan, algo que con Schuster nunca estuvo claro. Lo único claro era que el equipo se escoraba hacia la izquierda y que cada cual campase a sus anchas. Lo demás lo ponían los jugadores con su compromiso.

Un plan que parece no gusta en Barcelona cuyos ‘eruditos’ al fútbol critican afirmando que jugó “como un equipo pequeño” por aquello de que salió a defenderse. Cargan las tintas en ello y no quieren reparar en la viga propia, en que sus cirujanos ofensivos fueron incapaces de superar una defensa de retales, un centro de campo improvisado y un ataque atípico.

Me parece que a pesar de los 12 puntos de diferencia empiezan a tener jindama. Temen que sus alabanzas hacia este gran Barça se pueden quedar a medio camino a sabiendas que estamos en el mes de diciembre y que la Liga se empieza a decidir a partir de mediados de marzo. Igual sus fantasmas les atenazan y ya piensan que la tortilla puede dar la vuelta para entonces y que sean ellos quienes tengan a su súper equipo roto por las lesiones o por una quiebra social como en la que se instala club blanco.

Por eso y por mucho más hay que recordar aquello de que quien ríe último ríe mejor, y el hecho de que sea Juande el entrenador y no Schuster les empieza a poner nerviosos. Saben que el orden que trae el manchego manda a mejor vida el caos que imperó con el alemán y que el Madrid cambia eso de dar espectáculo por ganar partidos. Esto les ha puesto a la defensiva con críticas hacia un Madrid que dio la cara en casa del equipo más mimado del fútbol español.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información