Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El último Pennant

Susana Guasch Susana Guasch

El Madrid nos alegra incluso en Navidad. ¿Qué sería esta Navidad sin el Madrid? Villancicos, turrón y un par de kilos más, por lo menos. Pero nos queda el Madrid. Llega el nuevo Diarra y pide que le llamemos Lass.

Me suena a a Lassie, el divertido perro de mi infancia. Y la de mis padres me parece. Llegó, se presentó en privado (no fuera que el pueblo volviera a pedir a Cristiano) y se marchó... de Navidad. Pero hubo que esperar poco para estar entretenidos. A los muchos nombres de extremos a los que aspira el Madrid se añadió a última hora el de Jermaine Pennant, jugador del Liverpool. Dicen los colegas que lo venderían por cinco millones.

Mosqueante. O la afección de riñón que ha padecido ha trastornado a Benítez o nos toma el pelo. ¿Cuándo ha fichado el Madrid a un tío por cinco millones de euros? ¿Está entero el tal Pennant? ¿Le falta algún miembro?

Mientras pensaba en todo eso, leyendo la noticia, me encuentro con el gran golpe: Juande ha parado el acuerdo que parece existía ya entre clubes porque los de Anfield piden que el chico no juegue con el Madrid la próxima eliminatoria de Champions contra ellos.

Entonces, para qué lo quieren? ¿Para luchar por el subcampeonato de Liga? Porque o el Barça enferma gravemente, incluso el utillero, o no hay nada que rascar en ese campeonato. Por el Madrid ni por nadie. Para luchar por el segundo puesto está Palanca, incluso para algo más si de verdad el chico demuestra que vale para el Madrid y no solo para un rato.

Hace falta un extremo dice Juande y cualquier persona con dos dedos de frente. Pero entero, para jugar y aspirar a todo. Lo demás será otra broma y no me parece que el madridismo esté para eso.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información