Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La 'patata' de Calderón

David Jorquera David Jorquera

Ramón Calderón se fue. Como si del juego de la patata caliente se tratara, ésta le acabó estallando en las manos. Nunca tuvo el respaldo que una persona de su 'poder' debía tener y la cosa tenía visos, antes o después, de acabar mal. He coincidido muy poco con Ramón Calderón en mi vida periodística. Sin embargo y, lo que es en el trato personal, me pareció una persona cercana, quizá excesivamente cercana a la gente. Cordial y dicharachero, Calderón, a mi gusto, no reunía ni un ápice de la ‘clase’ y el caché que requiere un presidente del Real Madrid. Esto es otro mundo, por suerte o por desgracia.

A la chita callando Calderón se fue labrando enemigos. Papeletas falsas, listados fantasmas, Asambleas fraudulentas…no dio una. En el día de ayer, además, charlando con una persona que sabe mucho de esto aunque no tiene nada ver con el mundillo periodístico, me dijo una frase que, a la larga, da que pensar. Antes del partido contra el Sevilla, Schuster dijo en sala de prensa “la Asamblea está chupada” ¿Acaso estaría el alemán al tanto de la trama de Nanín y compañía? Da que pensar y, por desgracia, en esta vida que nos gastamos, la famosa frase “piensa mal y acertarás” está tan a la moda como los jerseys de rombos.

Todo apunta a un final en el que Florentino Pérez volverá a la presidencia blanca en plan salvador. A Florentino le traté más que a Calderón. En un convulso verano que dio con los huesos de Robinho en el Real Madrid, el señor Pérez me demostró ser un hombre con dos dedos de frente. Seguro de sí mismo aunque con sus defectos, como todo hijo de vecino. Lo que menos me gustó de aquella época fue el excesivo proteccionismo al que se veían sometidos los jugadores. Siempre recordaré a una compañera china a la que ‘tiraron’ no menos de seis o siete preguntas que iban destinadas a una entrevista con Beckham.

Por lo demás, creo que el retorno de Pérez, con varios matices, sería lo mejor para todos. De un lado, los ‘galácticos’ que, en la actualidad, habitan el planeta futbolístico no son jugadores veteranos. Por desgracia para Florentino, Figo, Zidane, Beckham y Ronaldo rondaban la treintena cuando firmaron por el Real Madrid, con lo cual, su fecha de caducidad era próxima. Ahora mismo, los Messi, Cristiano, Cesc o Iniesta no llegan a los 25 años. Con Florentino, estos jugadores tienen opciones de pisar el Bernabéu, con Calderón, lastimosamente para él, no hubo ninguna.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información