Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una vela a la Virgen de Fátima

Rubén Cañizares Rubén Cañizares

Como era previsible, conociendo los gustos de Juande Ramos y las oportunidades que han tenido Lass y Huntelaar en este mes de enero, el mediocentro francés ha sido el jugador elegido para jugar la Champions League. Hace un par de semanas, ya comenté que a pesar de las buenas cualidades de Lass, bajo mi punto de vista, dentro de su rol de jugador de contención, veía más necesaria la aportación de Huntelaar en la máxima competición continental que la de Lass. Y me reafirmo.

Los tres delanteros con los que cuenta el Real Madrid para jugar la Champions son Raúl, Higuaín y Saviola. Evidentemente, el 'Conejo', casi ni cuenta, primero porque Juande no confía en él ni para los partidillos de los entrenamientos y, segundo, porque el argentino cavó su propia tumba con su rajada de hace unos días calificando su situación de intolerable en el Madrid.

Con este panorama, Huntelaar me parecía imprescindible si el Madrid quiere hacer algo grande en la Champions esta temporada. Pero el ex ariete del Ajax ha sido el sacrificado por la ‘cagada’ de ¿Mijatovic? (aún esperamos culpable) y tendrá que conformarse con jugar la Liga. Y yo me pregunto ¿Alguien sabe cómo juega Huntelaar? En cuatro partidos, Juande le ha dado 55 minutos en el primero, y 15 cada de los otros tres. Quizás no se ha salido e incluso ha fallado alguna que otra ocasión clara. Pero pienso que un futbolista que lleva dos meses lesionado, que viene de otra Liga y otro país necesita tiempo para adaptarse y para demostrar su valía. Si Juande le da los minutos de la basura contra equipos de inferior nivel (Mallorca, Osasuna o Deportivo) en vez de darle la titularidad en lugar de Raúl o Higuaín, es imposible saber cómo juega Klass y descubrir lo que puede aportar al equipo. Lass sabemos lo que puede dar o no. Ha jugado más de 300 minutos desde su debut. Huntelaar ni 100 y muchos de ellos de relleno. No ha existido igualdad de oportunidades.

La Champions no se gana sin gol, sin un 'killer' del área, tipo Van Nistelrooy o el mismo Huntelaar, ni mucho menos siendo defensivo. Cuando vengan mal dadas, el Madrid tendrá que remar arriba sólo con Raúl y con Higuaín, y eso es jugar con fuego. Así que no queda otra que rezar y ponerle una vela a la virgen de Fátima para pedirle que ni el ‘7’ ni el ‘Pipita’ se lesionen. Yo ya lo hecho.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información