Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Robben y Faubert

Susana Guash Susana Guash

La dichosa gripe que sufre Arjen Robben, y que hemos sufrido casi todos en los últimos días, ha encendido las alarmas en el Bernabéu. Nadie es imprescindible en muchos órdenes de la vida, pero en el mundo del fútbol sí, y mucho más en el Real Madrid. Juande Ramos ya tiene a su equipo ideal, un once que viene repitiendo en la últimas semanas, algo que no se sucedía desde hacía nueve meses.

El único jugador de campo intocable es el extremo holandés. Es su mejor temporada desde que llegó al club blanco, lleva tiempo sin lesionarse, encara, desborda, asiste y, además, mete goles. Pero lleva toda la semana sin dejarse ver sobre el césped de Valdebebas porque tiene fiebre. Así pues, no ha podido entrenarse al mismo nivel que el resto y el Madrid es el primero en abrir la jornada de este fin de semana. Teniendo en cuenta que es seria duda, y que si al final llega contra el Racing, no va a jugar los 90 minutos, llega el turno de Julien Faubert.

El otro jugador de banda que tanto ansiaba Juande Ramos pensando, precisamente, en el día que no estuviera Robben a su disposición. Difícil papeleta la del francés, que sólo lleva una semana en la capital y parece que tendrá que demostrar a la primera lo que vale y en el Santiago Bernabéu. El favor que le puede hacer la afición blanca es no compararlo nunca con el tulipán, porque ya sabemos que perdería; él y el 99 por ciento de los extremos de este mundo. Pero yo confío en este jugador joven y con ilusión, que pensó que su fichaje por el Real Madrid era una broma y que, como dijo Boluda, tiene que aprovechar al máximo la oportunidad de su vida. Y él lo sabe. 

Otro aliciente más para no perderse el partido del sábado en el estadio madridista. Comprobar si el secretario técnico, Miguel Ángel Portugal, ha tenido buen ojo con el 'desconocido' Faubert y si el Madrid es capaz de seguir con su racha de victorias. La mayoría de jugadores, el último y más tajante, Casillas, siguen afirmando en voz alta que la Liga es posible. No le vamos a contradecir al mejor portero del mundo. 

En la competición de la ilusión, la Champions, que ya está a la vuelta de la esquina, se ha lesionado Gerrard y, salvo milagro, no estará en el partido de ida en el Bernabéu. Buena notícia para el Madrid, pues el rival pierde a su mejor jugador, y mala por la eliminación de los de Benítez en la FA Cup, pues estarán más descansados y con tiempo para preparar la competición europea...¡Qué diablos, como el Madrid!

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información