Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Bueno, pues, qué risa, ¿eh?

Susana Guash Susana Guash

¡Qué invento esto del fútbol, eh! Centrémonos en los tres equipos que han marcado el fin de semana. El Barça era campeón en Navidad. El mejor Barça de la historia, se decía. El rompe récords irresistible. La Octava Maravilla del mundo. Y la Novena. Llegó a sacarle doce puntos al Madrid. Contaba sus partidos por goleadas. Jugaba de memoria. Guardiola había reinventado el fútbol. Era la monda, vamos.

El Madrid era un desastre, bastaba con oír teles y radios, leer la prensa. Un día se fue su entrenador. Al otro, su presidente. No valoremos los motivos, simplemente pasó. Y fichó dos jugadores para la Champions sin caer en que sólo podía inscribir uno si venía de la UEFA. Además llegó Faubert. Pero empezó a ganar y a ganar. Juande se agigantó: puso orden y parecía imposible hacerlo. El equipo recortó distancias al líder... pero llegó el Liverpool y tomó el Bernabéu. Ya está, se dijo: el Madrid empezará a perder por fin.

El Atleti era más desastre. Cada partido en casa era una bronca contra el palco. También echó al entrenador. En eso le empató al Madrid. El presidente del Atleti no puede dimitir: es el dueño. Puede vender las acciones y marcharse, pero no dimitir. Eso lo perdió cuando se convirtió en SAD. Ayer recibía al Barça, que había perdido contra el Espanyol la jornada anterior. Imposible que el Barça pierda dos partidos seguidos. Cuando se puso 2-3 esa teoría era buena. Por mal que le fuera en lo que quedaba de partido, poco, por lo menos empataría.

Sigamos, pero al revés. Ganó el Atleti. Las dudas (mismamente ante el Oporto) desaparecieron. Sigue encajando muchos goles, menudo frustre para el Barça meter tres lejos del Camp Nou y no puntuar, siquiera eso. Se levantó el Atleti, se la pegó el Barça. Que ha sumado uno de sus últimos nueve puntos, el 2-2 en campo del Betis y porque se comieron aquel penalti a Oliveira

El Madrid, en casita, confirmó que los cuatro puntos con que se acostó el sábado seguían ahí, no habían aumentado. Porque no siguió perdiendo tras recibir al Liverpool, sino que volvió a ganar. Cuatro puntos. Fueron doce. Luego siete. Son cuatro. Como dice un amigo, el Madrid no va a tener más remedio que ganar esta Liga...¿Qué risa, eh?
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información