Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Marcelo 'superstar'

Susana Guasch Susana Guasch

El brasileño se marcó contra el Almería el mejor partido desde que viste de blanco. Un jugador hasta hace dos meses defenestrado, al que querían quitarse de encima a final de temporada y que llegó con una misión imposible: hacer olvidar al mejor lateral izquierdo de todos los tiempos: Roberto Carlos. Pues eso, imposible.

Pero en esas que llegó Juande Ramos para intentar sacar a flote al Real Madrid, otra misión difícil, y se marchará del club habiendo reiventado a Marcelo de defensa a bólido izquierdo. Ni Capello ni Schuster supieron sacar lo mejor del joven brasileño que, según Roberto Carlos, necesitaba tiempo para amoldarse a la Liga española. No se entendía cómo podía jugar en la canarinha y no tuviera minutos en el Real Madrid. O que fuera un bluff en los minutos que le daban.
Contra el Almería fue el que más atacó, el más activo, rápido, luchador y el encargado de inaugurar el marcador en el Bernabéu con un golazo. Lo intentó más veces, y estrelló un balón al larguero. Fue Marcelo Superstar. Demostró que tiene pegada y esta nueva posición le ha cambiado la vida en el Madrid. Sin duda se hace más fotos y firma más autógrafos desde la llegada de Juande Ramos.

Como Huntelaar, un delantero que, a diferencia de Marcelo, no contaba con la confianza del entrenador. El por qué es fácil. La obsesión de Juande era la Champions y el partido contra el Liverpool, y como sólo podía contar con Lass o con el Cazador, tuvo que elegir: estaba contra las cuerdas. Entonces, el Madrid era una autopista en el centro del campo, y necesitaba a un "Makelele". De lo mejor que ha hecho Mijatovic es fichar al segundo Diarra. ¡Qué pedazo de jugador! Y en la delantera ya estaban Raúl e Higuaín hinchándose a goles. Huntelaar no mojó en su debut contra el Villarreal y Juande le mandó al banquillo durante cinco partidos consecutivos. Eso y el disgusto de la Eurochapuza minaron al delantero holandés pero a la segunda oportunidad que tuvo la aprovechó: ya no ha parado. Ocho goles en once partidos. De momento, está haciendo "olvidar" a Van Nistelrooy, que ya es muchísimo.

El técnico manchego y su equipo suman ya doce duelos sin perder. Quedan diez finales. Pero la vida sigue igual. El Madrid ha vuelto a golear, pero también el Barça, que mantiene la diferencia de seis puntos. Lo bueno es que esto sigue emocionante y que todavía puede pasar de todo. El Real Madrid es el único que está logrando mantener la mecha encendida en esta Liga.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información