Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Fichar un regateador, clave

David Jorquera David Jorquera

Ya comenté en mi última columna la necesidad de refuerzos en el centro del campo para que el Real Madrid vuelva a ser grande. Mejor dicho, el más grande, pues grande sigue siéndolo aunque sus dirigentes no hayan estado a la altura en los últimos años. Un triángulo formado por Xabi Alonso, Silva y Cesc en el medio asustaría al más pintado. Eso sí, arriba se necesita dinamita y, lo que es más importante, jugadores con desborde y velocidad.

Una de las características de las que adolece el actual Real Madrid es, precisamente, la falta de velocidad en sus efectivos y capacidad de eliminar contrarios en el mano a mano. Si salvamos a Robben (algunos le califican de chupón pero a mi no me lo parece puesto que es de los pocos que ofrece regate en esta plantilla) y a Higuaín, el resto de jugadores no destacan por el arte del dribling. De ahí que defender al Real Madrid sea tan asequible, pues ningún jugador contrario necesita imperiosamente la ayuda de otro compañero para contrarrestar al jugador madridista, salvo los dos casos anteriormente comentados. De ahí que este Madrid necesite futbolistas encaradores. Jugadores que te miran a los ojos desafiantes y que, aun intuyendo lo que van a hacer, no se les puede frenar. Yo siempre he apostado por CR7 para ello. Si se le pudiera unir Ribery para que intercambiara posiciones de banda con el luso ya sería la leche, pero tampoco es plan de jugar al PC Fútbol como cuando éramos más pequeños. Con uno de los dos en la plantilla, además de Robben, los blancos equilibrarían con dos señores extremos las dos alas de su ataque.

Y es que los tiempos del gran Roberto Carlos ya han pasado. El carioca fue el único zaguero que yo he visto en el Real Madrid capaz de ganar partidos por sí mismo. Con una de sus habituales subidas, con un tiro de falta directa, con una arrancada explosiva de 50 metros…y ese tipo de jugador, en estos momentos, no existe. Ni Marcelo ni Ramos son capaces de comerse la banda durante todos los partidos durante 90 minutos porque eso es algo que sólo está al alcance de los superdotados. Y Roberto lo fue. De ahí la importancia que cobra tener dos jugadores bien abiertos a las bandas con peligro. Firmar centrocampistas y un gran regateador son los dos temas más urgentes que debe resolver el próximo presidente del club en el aspecto deportivo. Vital para hacer un Real Madrid grande.

PD: Seguro que más de uno después de lo de anoche empieza a darnos la razón a aquellos que venimos denunciando desde hace tiempo la falta de calidad de este equipo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información