Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El 'Obama' blanco ya está aquí

Rubén Cañizares Rubén Cañizares

1.172 días después resucitó. Florentino Pérez, posiblemente, después de don Santiago Bernabéu, el mejor presidente de la historia del Real Madrid, ha vuelto a coger el toro por los cuernos y ha dado un paso al frente anunciando públicamente su candidatura a las próximas elecciones blancas. Tres años, dos meses y 17 días de silencio son demasiados para uno de los personajes más mediáticos y populares de España y de Europa. Por ello, más trescientos periodistas de quince nacionalidades distintas presenciaron in situ la rentrée de Florentino en una sala Real del Hotel Ritz abarrotada de redactores, cámaras y fotógrafos junto a varias decenas de socios y aficionados blancos.

Tito Floren, como le llaman sus fieles seguidores de modo cariñoso, reconoció errores pasados y comenzó a poner caramelos en la boca de los miles y miles aficionados del Madrid que ven en el empresario madrileño el Mesías que viene a salvar al club (por segunda vez). Una entidad maltratada y humillada tras vivir su etapa más negra y oscura de la historia por culpa del mayor gamberro que jamás se haya sentado en la poltrona presidencial blanca.

Recuperar la imagen de grandeza deportiva, social y económica son los tres motivos que llevan a Florentino a saltar al ruedo de nuevo. Quizás cometió más fallos en su primera etapa de los reconocidos en su comparecencia de ayer, pero lo mucho y muy bueno que hizo por el Madrid pesa bastante más que sus equivocaciones. Y como todo ser humano, tiene derecho a una segunda oportunidad donde pueda demostrar haber aprendido de sus errores. El gran Madrid del siglo XXI lo hemos visto en la primera etapa de Florentino Pérez al frente del club. Si es capaz de recuperar aquella etapa, hacer una versión mejorada, extenderla en número de años y no caer en desaciertos del ayer, habrá culminado una obra que dejó a medias aquel fatídico 27 de febrero de 2006.

Por cierto, hace ya varias semanas, con motivo de la toma de posesión de Obama como presidente de EE.UU., se lo escuché decir a John Carlin, escritor británico, y ayer, en su estelar regreso, un periodista se lo volvió a mencionar. Y como aún no ha hecho público su slogan, no parece malo atribuirse un calificativo que ya lo lleva pegado a la espalda y llevarlo como lema de la campaña: El ‘Obama’ blanco ya está aquí.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información