Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Robben sí, Sneijder no

Alberto Piñero Alberto Piñero

Creo no confundirme al afirmar que las expectativas que está creando Florentino Pérez y todo su equipo en estos primeros veinte días de mandato están superando lo previsto. Principalmente en lo que a fichajes en fútbol se refiere: Pellegrini, Kaká y Cristiano ya están en el bolsillo, pero aún quedarían hasta cinco grandes jugadores por venir según el mismo Valdano, en lo que recuerda inevitablemente al cartel de ‘Ocean’s Eleven’ si habláramos de “superproducciones” de cine.

Pero para poder alinear a todas estas estrellas, es necesario dejar hueco. El club desmintió haber mandado por fax una lista con los nueve descartes del proyecto (tal y como aseguraba ‘The Guardian’), pero nadie duda de que todos, o prácticamente todos los componentes de esa lista son susceptibles de ser traspasados: Heinze, Saviola y Diarra más todos los holandeses, Van Nistelrooy, Drenthe, Van der Vaart, Huntelaar, Robben y Sneijder.

Personalmente, creo que no todos esos futbolistas de los que se habla saldrán este verano, contando también con algunos otros que han sonado y que no están en esa lista. Todo dependerá de los millones que se pueda sacar por ellos (porque nadie cambia duros a peseta), del club que los dé y, sobre todo, de los fichajes que se hagan, porque sería estúpido vender a un jugador sabiendo que dejas coja a la plantilla. De esta última variable dependen sobre todo Van Nistelrooy y Huntelaar, el Diarra malí creo que dependerá del dinero que den por él, mientras que en el traspaso de Drenthe entra en juego sobre todo el club al que fuera, así como la posibilidad de establecer una cesión o una recompra por él. El resto, parece que todos tienen una cruz al lado de su nombre hecha con tinta indeleble. Algo que es susceptible de debate, al menos.

Porque de esos seis futbolistas que quedan de la lista, hay uno que no regalaría, esto es, que no vendería a no ser que dieran una buena cantidad de dinero por él o que entrase en una operación por un jugador mejor que él. Y es Sneijder. El holandés ha demostrado ser un buen creador de juego (algo de lo que desgraciadamente el Madrid ahora no puede alardear ni con la contratación de Kaká), es potente, tiene gol, y es buen pateador de faltas, entre otras cosas. En dos años de merengue ha alcanzado un nivel muy alto, pero que no ha podido mantener por culpa de las lesiones sobre todo, y este año por problemas personales también. Sin embargo, tengo la sensación de que aún puede aportar mucho a este equipo. Algo que no creo que suceda en el caso de Robben.

El holandés tiene una calidad excelente, es veloz, técnico y tiene gol, un extremo de esos puros de los que quedan pocos... pero es demasiado inconstante. Esta temporada ha demostrado que es muy válido para jugar en el Madrid con unos meses de invierno deslumbrantes en los que se le llegó a comparar con Messi incluso, pero también se ha visto que no puede jugar más de un partido por semana porque se lesiona prácticamente seguro, un lastre demasiado pesado como para confiarle una responsabilidad grande. En su puesto puede funcionar Cristiano, un recién llegado, y si me dieran a elegir entre el holandés o un jugador como Ribery, Silva, o incluso Cazorla (todos ellos gustan mucho a la dirección deportiva), creo sinceramente que Robben no va a dar más al Madrid de lo que ha dado esta temporada, con lo que aprovecharía para vender al ‘11’ blanco y conseguir así algo de dinero para fichar a alguno de esa terna. Y a ustedes, ¿les gustaría ver el año que viene de nuevo a uno de estos jugadores en el Bernabéu, a los dos, o a ninguno?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información