Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Salgado hace un flaco favor al Madrid

Rubén Cañizares Rubén Cañizares

Míchel Salgado era, por noviembre de 2003, el mejor lateral derecho de España y uno de los mejores del mundo. Titular indiscutible en el primer Real Madrid galáctico de Florentino, subía y bajaba la banda incansablemente mientras provocaba una espectacular tormenta mediática que solicitaba la renovación de su contrato sí o sí. Merecidamente, y tras presionar bastante a través de su agente Ginés Carvajal, consiguió que Valdano, director deportivo blanco en aquel momento, le renovara por cinco temporadas y le subiera sustancialmente la ficha hasta los seis millones brutos por temporada.

Ahí comenzó el principio del final. Salgado pasó de jugar los mejores meses de su carrera deportiva a comenzar el declive de la misma, justo después de una jugosa renovación que le unía al Madrid hasta 2010 a cambio de una gran cantidad de dinero. En ese momento, su excelente momento de forma le hacía acreedor de ese sustancial contrato y bien que lo hizo ver en boca de Ginés Carvajal, pero hace muchos años (temporadas) que el arroz se le pasó al gallego y no se ha oído ni una sola vez de su boca ni de la de Ginés que “su hora ha llegado”.

Salgado, que presume ser un madridista acérrimo de corazón y no de postín, lleva cuatro temporadas mirando más el color del dinero que el de la camiseta blanca del Madrid. Desde el Mundial 2006, el gallego ha jugado poco más de ¡30 partidos oficiales! con la elástica blanca, y no todos ellos como titular. Es evidente que su papel en el equipo pasó hace mucho, pero que mucho tiempo a ser irrelevante, por mucha experiencia que tenga y por muchos buenos consejos que pueda dar a los más jóvenes. Para eso no es necesario cobrar seis millones de euros brutos por temporada.

En su puesto están por delante de él Sergio Ramos, Torres e incluso Lass, que a veces ha ocupado la posición de lateral derecho. En el filial, Velayos y Opare vienen apretando fuerte y sobre todo, el ghanés, es uno de los carrileros diestros más prometedores del mundo del fútbol. A todo esto, la plantilla blanca 09-10 tiene exceso de equipaje y debe dar salida a siete u ocho futbolistas en mes y medio. Pero Salgado, un verano más, a pesar de saber que no es ni la sombra de lo que fue, que hay overbooking en la plantilla y que gana mucho dinero, vuelve a enrocarse y no contempla dejar el club, aunque no le inviten a ello. Se está muy a gusto viviendo en Madrid como un rey, trabajando de lunes a viernes y librando el fin de semana a cambio de tres millones de euros netos anuales. Si eso es madridismo, Di Stéfano, Butragueño, Juanito o Zidane eran del Barcelona. Míchel, si de verdad eres madridista, por vergüenza torera, háztelo mirar.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información