Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El método Messina funcionará

David Jorquera David Jorquera

"Es una plantilla vieja", "Raúl y Mumbrú se tenían que haber quedado", "llegaremos con la lengua fuera al final". Estas y muchas frases parecidas son las que llegan a mis oidos día sí día también en relación a la sección de baloncesto del Real Madrid. A todos les digo lo mismo: PACIENCIA que Messina no es tonto y sabe lo que se hace.

Sería de idiotas no reconocer que Hansen, Lavrinovic, Garbajosa o Kaukenas, por poner algunos ejemplos, ya no son unos chavales pero no es menos cierto que el mejor jugador del Real Madrid estos últimos años ha sido Louis Bullock, y el americano está ya en los 33 años. También se ha fichado a Velickovic, que es una gran promesa, pero la base del equipo, la que Messina quería, era un esqueleto válido desde ya. Y por eso se han fichado jugadores contrastados y, como diría Aragonés, con el culo pelao en Euroliga que es, en definitiva, lo que la afición blanca desea, pelear por estar entre los mejores de Europa.

Aunque dolorosas, las salidas de Raúl y Mumbrú eran necesarias. No porque fueran malos jugadores, de hecho están los dos concentrados con la selección que ganará el Europeo de Polonia, sino porque ya habían dado su tope en Madrid. No se podía aspirar a más con ellos dos en el equipo. Con ambos siendo importantes en cuanto a minutos de juego, me refiero. Algunos de los que ahora lloran su ausencia son los mismos que apaleaban a Plaza por permitirles jugar entre 25-30 minutos por partido. Creo que ambos están bien fuera del Madrid, a pesar de ser magníficos profesionales.

Tengo la sensación de que ha sido Messina el que ha decidido puesto por puesto lo que quería en relación a la calidad-precio que presentaba el mercado. Lo normal, pensarán algunos. Sí, pero no siempre ha sido así como demostró el 'caso Hosley' la temporada pasada. El único 'pero' que les pongo a Messina y Maceiras es no haber apostado por Oleson. Jugará bien o mal en Vitoria pero tiene una pinta de jugón tremenda. Eso sí, cuidado con su tobillo, muy castigado durante su etapa en Fuenlabrada. Messina no le conocía y ha preferido apostar por otros jugadores, cosa que me parece bien. Al fin y al cabo él es el que manda y el que maneja el vestuario. Si acaba la temporada y el Madrid no ha ganado nada las críticas serán para Messina. Es lo suyo y para eso le pagan, para aguantarlas. Sin embargo, mucho me temo que el italiano le dejará al Madrid algo en el zurrón a lo largo del año ¿Alguien se juega un café conmigo a que no será así?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información