Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La dupla Gago-Diarrá, mala para el fútbol

David Jorquera David Jorquera

Pasados unos días de la eliminación copera del Madrid a manos del Alcorcón sigo preguntándome que pretendía Pellegrini con la pareja Diarrá-Gago como supuestos motores del juego del equipo blanco. Está claro que ambos son jugadores de carácter defensivo. Y sólo a veces. Un centrocampista en el Real Madrid debe hacer del corte y la confección su virtud. Sin embargo, tanto el argentino como el africano tiran más hacia lo primero. Y repito, no siempre.

No es cuestión de ser ventajista. Tampoco pesado y cansino. Entiendo que a muchos lectores les duela que algunos reclamáramos a principios de temporada jugadores de mayor dominio de balón, en lugar de tanto stopper para el centro del campo. No pasa nada por denunciar las carencias, evidentes además, del equipo.

Repasando hace un par de días la prensa, buena costumbre que no debe perder ningún periodista que se precie, observé que los compañeros de EL MUNDO citaban una futura revolución para la próxima temporada liderada por el inglés Rooney y ¡qué casualidad!, dos jugadores de la rojaSilva y Cesc. Por fin se habla de dos centrocampistas, tocadores, españoles y de criterio con el balón. Justo lo que necesita este Madrid sin rumbo en su juego. De confirmarse la pelea por estos futbolistas hablaríamos de una grata noticia para el madridismo. Lo único que espero es que no sea demasiado tarde.

PD: Gran papel el de los madridistas Sub-17 en el Mundial de Nigeria. Sarabia pasa por ser el futuro de este club (en unos días les contaré algo sobre él). A Morata y a Kamal apenas les hemos podido ver, pero tienen buena pinta. Y no puedo olvidarme de Álex, el pelirrojo, que aunque se cayó por lesión a última hora de la lista, tiene más criterio con el balón en los pies que otros que le doblan en años. Sólo queda que el Madrid les cuide a todos ellos como su juego merece.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información