Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Este año acaba la maldición

Alberto Piñero Alberto Piñero

El filósofo griego Platón decía que la justicia era sólo la conveniencia del más fuerte. Y si esta afirmación la trasladamos al deporte y el fútbol es justo, entonces el Real Madrid por fin romperá esta temporada con esa maldición de los octavos de final de la Champions que dura ya cinco años eternos. Y es que el Olympique de Lyon no es precisamente uno de los rivales más temibles del continente a día de hoy ni, por supuesto, más fuerte que el conjunto blanco.

Rafa Benítez, un apasionado del deporte rey y uno de los más entendidos del mismo, está seguro de que en marzo el Madrid puede ser “imbatible”. Una afirmación quizás poco científica, pero no exenta de parte de razón tampoco. Y es que desde el comienzo de la temporada, el equipo del tan veces criticado Manuel Pellegrini va in crescendo, y es muy probable que de seguir así pueda llegar al cruce con el Lyon con un aspecto realmente fascinante, lejos de lo que pueda llegar a ofrecer el conjunto francés por otra parte.

Mismamente la semana pasada, el Olympique perdió en casa 0-1 ante el Girondins de Burdeos. Una derrota con la que el equipo del mejor entrenador y mejor jugador del momento en el fútbol francés -Blanc y Gourcuff- se consolidó en el liderato y estiró su distancia con el ex equipo de Benzema a diez puntos ya en la jornada catorce. Claude Puel cuenta con jugadores de verdad muy interesantes como Michel Bastos, Cissokho, Pjanic o Gomis, pero su cuarto puesto en la Ligue 1 es muy significativo del relevo generacional en el que está inmerso el Lyon después de la marcha de los míticos Juninho, Benzema, Diarra, Malouda o Essien. Muy lejos por tanto de esos Liverpool, Roma, Bayern de Múnich, Arsenal o Juventus que han llevado al Madrid al bombo dos del sorteo.

El fútbol no es ni mucho menos una ciencia, y en numerosas ocasiones no es ni siquiera cuestión de esa justicia de la que hablaba Platón, pero eso sí, este año a priori los cuartos de final parecen un paso asequible para el Real Madrid, por no decir casi obligatorio. Este año por fin tiene que acabar la maldición.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información