Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¿Qué pasa cuando una mentira se repite mil veces?

Alberto Piñero Alberto Piñero

En la política se usa mucho (y en la española muchísimo últimamente) una fórmula que consiste en negar o afirmar la mayor todo lo que la población te deja (que por otra parte suele ser demasiado en esta era de la comodidad). Un ejemplo. Que eres un cargo público y se descubre que has estafado a los contribuyentes, tú lo niegas ante los medios. Que el juez te llama a declarar, tú lo sigues negando. Que ya te meten en la cárcel, hay que seguir perjurando que todo es mentira. No consigues librarte de tu pena, pero seguro que logras que haya una gran cuota de la sociedad que, después de tanto repetirlo, al final crea tu versión de los hechos.

Bien pues algo similar está pasando en el madridismo con la situación de Pellegrini. ¿O alguien cree que si no hubiera sido por la campaña que ha hecho cierto sector de comunicación ahora estaría en duda la continuidad de un entrenador que ha batido el récord histórico de puntos del club en Liga? Imagínense que no han leído la prensa durante toda esta temporada, y ahora visualicen que al final de la campaña alguien les pregunta si debe seguir este entrenador, ¿de verdad no les parecería un debate ciertamente estrambótico?

Creo que todos convenimos que Pellegrini no es el entrenador perfecto, que no se ha “fascinado” con el juego, que ha podido cometer errores en momentos de la temporada y que todos haríamos algún retoque en la alineación de cada jornada, ¿pero acaso eso no pasa con todos y cada uno de los entrenadores? ¿O es que hay ahora uno que descienda de los cielos con el poder de la infalibilidad y la inmunidad? Pero claro, si desde que aquel 28 de octubre cuando un periódico titulaba “Pellegrini vete ya” después del ‘Alcorconazo’ se ha estado bombardeando a la sociedad con mensajes constantes de desprestigio (aunque a veces ni siquiera se correspondieran con la realidad), es lógico que a día de hoy haya un ambiente de guerracivilismo entre la afición madridista y que desde el club anden convencidos de que es necesario un cambio de cromos a pesar de todas las premisas con las que llegaron hace apenas doce meses.

Sería absurdo negar las cualidades de Mourinho –ése que entrenará al Real Madrid la próxima temporada-, al igual que sería necio negar los defectos de Pellegrini, pero el problema viene cuando desde un medio de comunicación se filtran interesadamente las informaciones y sólo se ven las cualidades de aquél y los defectos de éste. Porque al final, como bien promulga el dicho popular y ha acabado sucediendo, una ‘mentira’ acaba convirtiéndose en verdad.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información