Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El nuevo Mata, ¿tras los pasos del viejo Mata?

Alberto Piñero Alberto Piñero

El Castilla terminó la temporada pasada a mitad de tabla, una posición que no es ni mucho menos reflejo del juego desplegado, pero sí de las dificultades que se le presentaron durante el año. Y ahí está la delantera mismamente. Acuña se lesionó pronto de gravedad en la rodilla y se perdió toda la temporada. Rubén Ramos acusó varias lesiones menores al principio de la campaña y luego fue a remolque en lo que al estado de forma se refiere. Y Szalai tardó muy poco en dejar claro que su intención de marcharse ya expresada en verano era más que firme.

Así, la dirección de formación junto al técnico decidió coger refuerzos de las categorías inferiores. Refuerzos que permitieron al filial blanco coger aire allá por el mes de noviembre hasta llegar a una velocidad de crucero más que notable. Y en concreto hubo uno que hizo las delicias de aficionados, periodistas, compañeros y cuerpo técnico. Delantero zurdo de ascendencia brasileña, capaz de partir desde la banda o como referente en la línea de vanguardia, con mucha potencia, velocidad, olfato de gol, gran golpeo de balón y, sobre todo, mucho desborde. Partiendo desde parado y con el balón en los pies era capaz de sacarle cinco metros a los defensas rivales en apenas segundos.

Es el nuevo Mata” recuerdo que me dijo una persona del cuerpo técnico del Castilla el primer día que jugó con el filial merengue. “No le pierdas de vista porque va a dar mucho que hablar. En el club estamos alucinando con lo que puede dar este chico”. No en vano, acababa de llegar procedente del Celta de Vigo de la mano de Ramón Martínez y había ascendido en apenas cuatro o cinco meses desde el Juvenil B hasta el mismo Castilla, lo que demostraba sus cualidades y la confianza de los dirigentes de La Fábrica.

Su nombre es Rodrigo Moreno, y terminó como uno de los máximos goleadores del Castilla además de ser el ariete titular de la Sub-19 subcampeona de Europa. Pero esta próxima temporada no vestirá la elástica merengue, pues defenderá el escudo del Benfica. El Madrid se ha asegurado una opción de recompra eso sí, aunque no sé hasta qué punto ha dejado escapar el club blanco una nueva oportunidad. Porque si bien es cierto que la política de cesiones es óptima para que los jugadores cojan experiencia en categorías de nivel, no es menos cierto que este chico sí que tenía visos de poder soportar la responsabilidad de subir al primer equipo. A ver si el nuevo Mata no termina siendo como el viejo Mata, deslumbrando al mundo con otro escudo en su pecho.

 

PD: ¿Será Juanfran el lateral atacante que busca Mourinho? De momento ante el América jugó sorpresivamente ahí de inicio a pesar de ser extremo. Técnica, velocidad y fortaleza no le faltan para ser lateral. Si el técnico consigue inculcarle disciplina táctica, ¿por qué no?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información