Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La injusticia de tener pasaporte holandés

Alberto Piñero Alberto Piñero

Valdano lo confirmó el martes: es momento de olvidarse de nuevos fichajes y hay que centrarse en la ‘Operación Salida’. A día de hoy hay 26 jugadores, con lo que hasta cuatro futbolistas podrían abandonar la disciplina merengue en los próximos días. Es vox populi quiénes son los que tienen más probabilidades de salir: Drenthe, Gago, Diarra, Lass y Van der Vaart. Una lista con la que el madridismo creo que comulgará casi en su totalidad, pero que presenta un jugador que nunca debería estar ahí. Se trata, cómo no, de Van der Vaart.

Y es que el holandés ha demostrado en estos dos años que es un profesional de la cabeza a los pies y, lo que es más importante, que tiene calidad para jugar en este Real Madrid. No en vano, la temporada pasada no es que hiciera de Kaká cuando el brasileño faltó, sino que lo hizo mejor que Kaká cada vez que pisaba el césped. Sin embargo, hay dos imperativos por los que está en la bandeja de salida. Primero, porque es por el que más dinero se puede conseguir. Y segundo, porque el Madrid no puede dejar marchar a ninguno de sus canteranos ni de los españoles.

Y es que la UEFA exige que haya al menos cuatro futbolistas crecidos en la cantera y en total ocho seleccionables por España. Y llega al mínimo por los pelos, sobre todo en lo que a los propios canteranos se refiere: Casillas, Adán, Arbeloa y Granero. De hecho, cumple con ese mínimo exigido estirando al máximo las posibilidades. Esto es, contando con Adán, el tercer portero, y con Granero. Y es que si por méritos fuera, creo que está claro que de toda la nómina de mediocampistas, el que sobra es el Pirata y no Van der Vaart. Y si alguien tiene todavía dudas, que repase el partido ante el Standard de Lieja, donde estaban los dos en el once inicial y donde en esa particular batalla el tulipán dejó al canterano aplastado en la lona. Pero claro, el precio por tener pasaporte holandés en un equipo donde escasean los canteranos es mucho más alto. Desgraciadamente.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información