Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El favorito este año no es el Madrid

Alberto Piñero Alberto Piñero

Según la RAE, favorito se dice de “la persona, animal o entidad a que se atribuye la mayor probabilidad de ganar en una competición”. Y una vez cerrado el mercado de fichajes y vistos los primeros partidos, este año ese papel no lo tiene el Madrid para las competiciones en las que participa. Y no es un ataque al club ni un arrebato de antimadridismo ni nada por el estilo. Ni mucho menos. Es simplemente un acto de cordura y responsabilidad.

El Real Madrid ya contaba el año pasado con una plantilla más que notable, con jugadores de talento y raza muy capaces de hacer a este equipo campeón. Y a esos pilares han llegado refuerzos bastante buenos, a pesar de que es cierto que pueda ser necesario un delantero más. Pero es indiscutible que los seis que aterrizaron en Concha Espina son jugadores de mucha calidad, jóvenes y baratos que hacen incluso a este equipo más capaz que el pasado. Aparte, el Madrid tiene un entrenador que es de lo mejor (si no el mejor) del continente, y que seguro que terminará demostrando tarde o temprano su caché con títulos. Sin embargo, se me antoja insuficiente. Y no porque sea precisamente poco, sino porque hay otro equipo que compite directamente con el Real Madrid que sigue un pelo por encima de los blancos y que, por tanto, tiene “mayor probabilidad de ganar en una competición”. Y ése no es otro que el Barcelona.

Tras caer en el último ‘Clásico’ ya expresé en este rincón que había una diferencia entre ambos clubes más allá de jugadores concretos y de un partido específico. Era nada menos que los siete años que el Barcelona lleva siguiendo la misma línea de la mano de unos futbolistas y entrenadores excepcionales mientras que el Real Madrid ha ido dando tumbos y revolucionando constantemente su plantilla desde que Del Bosque dejó el banquillo del Bernabéu. Y aunque este año el equipo blanco ha mejorado, hay que tener en cuenta que nuevamente hay un entrenador virgen en el Madrid y seis jugadores más a los que integrar, con lo que creo que hay que sumar un año más de diferencia entre Madrid y Barcelona. Porque además, el equipo blaugrana se ha reforzado de lujo con Villa, Adriano y Mascherano, y no parece haber dejado de pisar el acelerador.

Afortunadamente, ser favorito en un deporte no implica necesariamente que ya haya un campeón antes del inicio del campeonato. Y estoy seguro de que pase lo que pase, nunca se verá a un Real Madrid vergonzoso (como sí le pasaba al Barcelona cuando era el Madrid el que lideraba con mano de hierro en cada competición). Pero de ahí a ser el que más probabilidades tiene a día de hoy de ser campeón, creo que no. Este año todavía no.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información