Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Toca creérselo ante el Barça"

  • El aspecto psicológico va a ser parte fundamental de estos choques.
Daniel Castellanos – La Opinión
Daniel Castellanos – La Opinión Daniel Castellanos – La Opinión

Objetivo cumplido. Los madridistas han estadu ocho años esperando este momento, y tras todo ese tiempo de decepciones y penurias por Europa, el Real Madrid ha vuelto a donde se merece: a las semifinales de la Copa de Europa. Sin embargo, denoto en un buen sector de la afición merengue cierto pesimismo ante lo que pueda suceder en esa eliminatoria. ¿ Y por qué?

Muchos son los motivos que animan a pensar en ello. El más importante de todos ellos es que en frente está el mejor Barcelona de su historia, comandados por un Guardiola que, desde que es su entrenador, aún no sabe lo que es perder con los blancos, con un 2-6 y un 5-0 esta misma temporada, y con un fútbol que, aunque duela reconocerlo, quita el hipo. Tampoco ayuda que el partido de ida se vaya a jugar en el Bernabéu y el de vuelta en el Camp Nou. Aunque sea un ventaja mínima, el beneficiado de esta situación es el Barcelona, y Mourihno debe buscar una solución para minimizar esa ventaja a los culés.

También ha ayudado a enturbiar el ambiente la campaña de desintoxicación que desde ciertos lugares se está haciendo para encumbrar al equipo de Guardiola y ningunear al Real Madrid y su temporada. Una campaña en la que valen las subidas de tono (“Vamos a ganar 5-0 para no perder la costumbre“, Sandro Rosell dixit), las descalificaciones (Víctor Lozano y sus alusiones al Madrid y la extrema derecha) y los chistes fáciles (“La última vez que ganó el Madrid fue en blanco y negro”, rezaba Víctor Valdés). Ataques gratuitos que, además del aplauso fácil y la palmadita en la espalda, han buscado también desmoralizar a un Madrid que, sabiéndose no favorito para esta eliminatoria, ha preferido callar y ver como transcurren los acontecimientos.

Pero los tiempos de las ‘bromitas’ fáciles se han acabado. Ahora tocar demostrar esas ‘bravuconerías’ en el terreno de juego. Y el drama para el Barcelona es que es más difícil derrotar a un enemigo herido que a uno que está crecido. Y el Madrid, desde esa ‘manita’ en el Camp Nou, está herido. Y ha hecho bien en no entrar al trapo en esa campaña barcelonista para desestabilizar  al madridismo. Al fútbol se juega en el césped, no en la sala de prensa. Y ahora que se decide la temporada hay que dejar a un lado la poesía y pasar a los hechos. Porque Mourinho fue fichado precisamente para ganar al Barcelona, y ahora va a tener cuatro oportunidades de lograr ese objetivo.

¿Pero Mourinho y los jugadores se creen que pueden ganar al Barcelona? Esa va a ser la clave de este maratón de ‘clásicos’ que se nos avecinan en las próximas semanas. Más que el buen fútbol, o lo que puedan hacer Cristiano Ronaldo y Messi en el campo, el aspecto  psicológico va a ser parte fundamental de estos choques. Porque van a ser cuatro ‘finales’ en muy poco tiempo. Y ninguno de los dos equipos puede permitirse el desfallecer ante una posible derrota. Es ahora cuando Mourinho tiene que ejercer sus dosis de liderazgo. Porque este Madrid, viendo jugador por jugador, está capacitado para ganar al Barcelona. Otra cosa es que ellos se lo crean… y que Mourinho se lo quiera creer.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información