Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Trivote: Descanse en Paz

  • ¿Acaso el Madrid ha ganado nueve Copas de Europa por ser defensivo?
Daniel Castellanos – La Opinión
Daniel Castellanos – La Opinión Daniel Castellanos – La Opinión

 

Hay un tópico en el ‘mundillo’ del fútbol que reza ‘Todo vale por ganar’. Lo cierto es que todos los entrenadores de élite lo han llevado a la práctica a su manera: Bilardo y sus ‘mejunjes’ envenenados; Luis Aragonés y sus peculiares (y condenables) métodos para motivar (“Usted es mejor que el negro de mierda ese”, le dijo a Reyes en referencia a Henry). Y luego está Mourinho que, dejando aparte su altanería y su soberbia en las ruedas de prensa, se ha inventado en el Madrid el recurso del trivote, que para nada es acorde a la historia del equipo blanco.

 

 

 

Hasta ahora, los que defendían el sistema ultradefensivo impuesto por Mourinho en los tres clásicos anteriores ante el Barcelona lo hacían ateniéndose al dicho de que “El fin justifica los medios”. Y, hasta la final de la Copa del Rey, lo cierto es que la fórmula de poner a Pepe en el centro del campo junto a Xabi y Khedira dio un resultado espectacular, mucho mejor del esperado. Ahora bien, una cosa es improvisar para uno o dos partidos y otra bien distinta es repetirte más que las lentejas. Y el factor sorpresa del trivote desapareció por completo en el partido de la semana pasada ante el Barcelona en el Santiago Bernabéu.

Dejando a un lado ayudas arbitrales y el teatro de unos y otros, lo cierto es que el trivote no es una fórmula valida para un club como el Real Madrid. Se ha visto que no es un sistema de juego infalible y que, en vez de darle, le quita potencial al equipo. No es de recibo que, en unas semifinales de la Champions, el Madrid sólo creara una ocasión de peligro en 90 minutos. Como tampoco lo es que, en los partidos últimos jugados frente al Barcelona, el eje por el que girara todo el juego del equipo fuera Pepe, que será todo lo que ustedes quieran pero que no deja de ser…un central.

La historia del Madrid, el club más laureado de la historia del fútbol, no se ha construido en torno a los Pepe, Makelele, Zárraga, Sanchís o Khedira. Con todo el respeto para todos ellos, los que han llevado al Madrid a ser el mejor club de la historia son gente como Di Stéfano, Puskas, Santillana, Butragueño, Zidane o Cristiano Ronaldo. Es sobre este tipo de jugadores sobre los que debe girar un sistema de juego y no en los ‘rompepiernas’. ¿O acaso el Madrid ha ganado nueve Copas de Europa por ser defensivo? Nos ha dado una Copa del Rey, pero el trivote debe pasar a la historia. Por el bien del Madrid. Y por el bien del fútbol…

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información