Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El enigma Velickovic y otros casos

  • "El Real Madrid es un equipo que utiliza poco y mal todos sus recursos, con rotaciones cortas de ocho o nueve jugadores a pesar de tener una de las mejores y más amplias plantillas de Europa"
Jaime de Carlos - La Opinión
Jaime de Carlos - La Opinión Jaime de Carlos - La Opinión

11,3 puntos; 4,7 rebotes y 2,1 asistencias en casi 23 minutos de juego de media por partido. Son datos de un jugador miembro de la selección cuarta clasificada en el último Mundobasket, la de Serbia. Se trata, más en concreto, de un ala-pívot de 24 años. ¿Le parecen buenos números? ¿Cree que, a simple vista, estos le harían recomendable para que el Real Madrid lo fichara? Si ha contestado que sí, está de enhorabuena, porque este jugador ya viste la camiseta blanca. O no. Porque de quien estamos hablando es de Novica Velickovic.

Ahora, pasemos a sus números esta campaña en el Real Madrid. En concreto, a los que está haciendo en la ACB. O mejor dicho, a lo que le están dejando hacer. Tres puntos, tres rebotes y una asistencia para dos de valoración de media en los 11 minutos que suele promediar en los 29 partidos que ha jugado esta campaña. De hecho, en los dos últimos partidos de temporada regular no disputó ni un minuto, uno de ellos por estar de baja; y este domingo en Fuenlabrada apenas pudo disfrutar de unos segundos sobre la cancha. ¿Qué está pasando con Velickovic?

El serbio llegó en el verano de 2009 al club blanco con el honor de haber sido nombrado la campaña anterior como mejor jugador joven de la Euroliga. Con 22 años fichaba por el Real Madrid procedente del Partizan de Belgrado y lo hacía convirtiéndose en la primera contratación del nuevo proyecto que estaba preparando Messina. El italiano lo traía a la capital de España como apuesta personal para acabar de pulir su talento y hacer de él uno de los mejores '4' de Europa.

Sin embargo, un buen comienzo en el club merengue no impidió que pronto la cosa se torciera. Velickovic tenía minutos en el equipo para demostrar su calidad, pero las necesidades de la plantilla le obligaban a jugar muchos de ellos de '3', algo a lo que al serbio le costó mucho adaptarse. Los resultados en la cancha tampoco ayudaron, pues el Real Madrid no logró ningún título la pasada temporada. Pero, aún así, el balcánico pudo cerrar una buena temporada con 10 puntos, 5 rebotes y una asistencia de media en unos 23 minutos por choque.

El problema acabó por llegar esta temporada. Contrataciones que reforzaban mucho la pintura como la de D´or Fischer o la de Ante Tomic o la ascensión de Mirotic le complicaban mucho la tarea a Velickovic. Pero el serbio volvía en septiembre a Madrid en mejor forma que nunca, reforzado por su gran papel en el Mundobasket. Algo que a Messina pareció importarle poco, pues el italiano le fue dando poco a poco un papel residual al jugador hasta convertirlo en la última opción de las rotaciones interiores del equipo.

 

Ni siquiera la renuncia del técnico transalpino ha mejorado la situación, pues Velickovic sigue calentando el banquillo. Mientras tanto, el Real Madrid hacía un mal papel en la Euroliga al verse superado claramente en el juego interior por Maccabi y Siena; toda vez que Velickovic solo disponía de 10 minutos en el partido de consolación ante los italianos. Todo un lujo tener a este jugador en el banquillo, mientras que en Europa conjuntos como el CSKA o el Panathinaikos se pegan por contar con sus servicios. Por mi parte, no tengo dudas de la calidad de Velickovic, por lo que me sorprende esta decisión técnica por parte del equipo. Algo que me hace considerar que el Real Madrid de Baloncesto está teniendo tendencias autodestructivas esta campaña.

De hecho, el caso de Velickovic solo es uno más de los varios que se están dando la presente temporada. En pleno mes de mayo sigo sin entender cómo el club fichó a Begic en enero pasado, contratación que supuso a su vez la salida de Garbajosa del equipo. No valoro la calidad del bosnio, sino que simplemente, me remito a lo que lleva jugado en estos cuatro meses. 10 partidos de ACB con un promedio de seis minutos, 3,8 puntos, un rebote y 3,5 de valoración por partido. ¿Para qué contratar a un jugador que luego no va a jugar? ¿Por qué echar a un internacional como Garbajosa, en claro declive, pero muy querido en el vestuario y de gran aportación todavía en la cancha?

Y podría seguir con jugadores como Vidal o Sergio Rodríguez. El catalán llegó a Madrid hace dos veranos como capitán del Tau y palmarés envidiable. Hoy, es un claro candidato a abandonar el equipo al acabar la temporada tras ser casi siempre el undécimo jugador en las rotaciones. Y en cuanto al canario, bien es cierta su irregularidad, pero un jugador de su calidad creo que merece algo más que 19 minutos de media por partido. Situaciones extrañas que dan como resultado que el Real Madrid sea un equipo que utiliza poco y mal todos sus recursos, con rotaciones cortas de ocho o nueve jugadores a pesar de tener una de las mejores y más amplias plantillas de Europa. 

Todo ello me lleva a pensar que el gran problema de esta temporada del equipo ha estado en el banquillo, no en la pista. La gran calidad como técnico de Messina no se ha plasmado en un equipo comprometido con sus ideas, lo que se ha traducido en una crisis interna que ha impedido ver en acción todo el potencial de este Real Madrid. Tras su salida del club, su segundo Emanuele Molin ha querido mantener una línea continuista, lo que ha valido para llegar a la Final Four y estar peleando por la ACB. Pero, visto lo visto, este equipo necesita algo más para ser exprimido al máximo. Se precisa de que en la sección todo el mundo reme en la misma dirección, de que el equipo vuelva a ser la piña que le llevó a ganar hace unas temporadas Liga y Copa ULEB. Mimbres y juventud hay, ahora solo falta que llegue el patrón adecuado para darle a cada 'pieza' del equipo su utilidad necesaria.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información