Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Bale bien vale un esfuerzo

  • "Bale debe ser el hombre escogido, aunque su fichaje implique un esfuerzo económico aún mayor"
Jaime de Carlos - La Opinión
Jaime de Carlos - La Opinión Jaime de Carlos - La Opinión

Pasan los días y el fichaje de Fabio Coentrao no termina de cerrarse. Algo que me hace pensar si realmente el Real Madrid está convencido de su fichaje o solo es Mourinho el que se empeña en el zurdo del Benfica. Y es que prácticamente día sí, día también, la prensa publica informaciones en las que se afirma que el conjunto merengue está negociando por el internacional luso. Pero de fumata blanca, nada de nada.

Pasan los días y el fichaje de Fabio Coentrao no termina de cerrarse. Algo que me hace pensar si realmente el Real Madrid está convencido de su fichaje o solo es Mourinho el que se empeña en el zurdo del Benfica. Y es que prácticamente día sí, día también, la prensa publica informaciones en las que se afirma que el conjunto merengue está negociando por el internacional luso. Pero de fumata blanca, nada de nada.

He de adimitir que la situación me parece inquietante, pues no es normal que un traspaso que lleve días muy cerca de cerrarse no se haya finiquitado ya. Intuyo que el problema es claramente económico, pues el Benfica se ha descolgado pidiendo prácticamente 30 millones de euros por un jugador que hasta hace dos días era un semi-desconocido en Europa. 5.000 millones de las antiguas pesetas, se dice pronto. Pero ser el Real Madrid tiene algunas ventajas y unas cuantas pegas, y entre estas últimas está la de pagar a precios inflados los fichajes y vender a bajo coste a sus jugadores. La ley del mercado que se aplica a los grandes, en definitiva.

Así que, dado que Mourinho está empeñado en forzar al club a cometer una locura por un jugador de banda izquierda, ¿por qué no hacerla a lo grande por un jugador más joven, de más progresión y mejor que Coentrao? Sí, estoy pensando en Gareth Bale. Teniendo en cuenta que el portugués podría costarle al Real Madrid 30 millones de euros, la contratación del galés 'solo' costaría del orden de 10 ó 15 millones de euros más, a lo sumo. Una diferencia asumible teniendo en cuenta lo que se gana con el británico, pues las diferencias entre Bale y Coentrao saltan a la vista.

Hay que tener en cuenta que, teniendo ya a Marcelo y tratándose Coentrao de un jugador joven, el fichaje del portugués sería la práctica renuncia a la llegada al club de Bale a medio plazo. Y esto me parecería un error imperdonable. A sus 22 años el galés ya es la estrella del Tottenham, pero pocos dudan de que el jugador no tardará en dar el salto definitivo a un grande en Europa. Su exhibición en Milan ante el Inter demostró de qué pasta está hecho este jugador y lo ha colocado como una de las grandes perlas europeas. Así que, si no es el Madrid, será otro el que se lo lleve: Barcelona, Chelsea, Manchester, Milan...


Ya le pasó algo así hace unas temporadas al Madrid con Dani Alves y al final el brasileño se lo llevó el eterno rival. Ahora, años después, su rendimiento en el conjunto culé está a la vista de todos. Porque no comprar a un jugador de la categoría de Bale es un error en dos direcciones. Una, porque no se disfruta de un futbolista de su nivel. Y dos, porque uno de tus grandes rivales sí que podría contar con él. Con lo que eso implica.

De esta forma, creo que el Madrid está aún a tiempo de pensarse muy bien lo que quiere y a quién quiere. No dudo de la calidad y del nivel de Coentrao, pero puestos a elegir, me parece que no hay color. Así lo entendemos algunos. Bale debe ser el hombre escogido, aunque su fichaje implique un esfuerzo económico aún mayor. Porque apostar por el jugador del Tottenham será hacerlo sobre seguro, pagando cada uno de los céntimos que vale. Algo que, con Fabio Coentrao, no tengo nada claro.

 

Puede seguir a Jaime de Carlos en Twitter: @wordsentinel

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información