Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Todavía queda mucho trabajo por hacer

  • "Las matemáticas nos invitan a pensar que al Madrid le esperan aún del orden de 7 ó 8 operaciones más este verano"
Jaime de Carlos - La Opinión
Jaime de Carlos - La Opinión Jaime de Carlos - La Opinión

Y por fin Fabio Coentrao fichó por el Real Madrid. Una operación que, todo hay que decirlo, me agradó bastante poco. No por la calidad del jugador, totalmente incuestionable, sino por su elevado precio (30 millones) y por lo innecesario del jugador para este equipo. Porque, aunque es evidente que el Madrid necesitaba reforzar su lateral zurdo con un suplente de Marcelo, esta condición de jugador de banquillo obligaba a no pagar más de 12-15 millones por el futbolista que se contratara.

Sin embargo, no voy a ser yo el que quebrante su fe en Mourinho por no estar de acuerdo con un único fichaje. El resto de contrataciones me están pareciendo coherentes y acertadas, aunque de momento el 'galáctico' de esta temporada se esté haciendo esperar. Todo apunta a que será un delantero, justo lo que el Madrid menos necesita reforzar a mi modo de ver. Ya dejé claro con anterioridad desde este espacio de opinión que para mí las carencias del equipo ahora mismo se orientan al centro del campo; que yo me gastaría esos 45 millones que parecen estar guardados para el Kun o Neymar en un centrocampista como Fábregas.

Pero el catalán no es el único candidato, a mi modo de ver, a reforzar el mediocampo del Santiago Bernabéu. El ya internacional Borja Valero también entra en mis quinielas, pues aunque no es un jugador de primera talla mundial, sí serviría para darle empaque al centro del campo del equipo y ayudaría a paliar la superioridad azulgrana en esa zona del terreno de juego. Algo a lo que hay que añadir que Valero es un hombre de la casa. El problema: el Villarreal no vendería fácilmente al jugador, por lo que su regreso podría costarle al Madrid sangre, sudor y lágrimas.

Pero mientras el madridismo debate sobre qué zonas quedan por retocar en esta ya excepcional plantilla, ahora también toca pensar en las salidas. De hecho, las ventas que haga en los próximos días el Madrid pueden condicionar sus últimos fichajes en este verano. Porque, si todo es como parece, los traspasos de gente como Gago o Lass y la cesión de Canales van a obligar a reforzar la posición de pivote defensivo y/o el mediocentro. En caso de que salgan el argentino y el francés, cosa probable, no dudo en que Mourinho pedirá un recambio para esa zona del campo. Y es que, no creo que el de Setubal se contente solamente con Khedira en la posición de tapón defensivo.

En el caso de Canales, la cuestión no implica tantos quebraderos de cabeza. Xabi Alonso, Granero y Sahin pueden ser suficientes para ser las cabezas pensantes del equipo, aunque reitero que, si por mí fuese, convertiría este trío de mediocentros en cuarteto. Pero, sea como fuere, la lógica dicta que Mourinho pedirá un centrocampista defensivo antes de que se cierre el mercado de fichajes.

 

Luego están cuatro jugadores a los que también parece que va a haber que encontrarles acomodo: Mateos, Pedro León, Drenthe y Kaká. En el caso de Mateos, su cesión a otro club parece cantada una vez más, pues Varane ha venido para cerrarle las puertas. Casos similares son el de Pedro León y Drenthe, a quienes el Madrid parece no necesitar y cuyo futuro está muy negro en el club. Su salida no tendría ningún tipo de consecuencia estructural para la plantilla. Algo que si ocurriría en caso de que se fuera Kaká.

Junto con Özil, Kaká es el único mediapunta puro de la plantilla. También pueden jugar ahí, en un momento dado, gente como Granero o Sahin. Así que, si el brasileño sale del club, tampoco sería descartable la posibilidad de buscarle un recambio. Ahí la opción Pastore sería muy interesante, y más si se tiene en cuenta que el presidente del Palermo está como loco por venderle al Madrid. Por cuestión de edad, es probable que el argentino costara algo más que Kaká, pero la diferencia quizás fuera asumible por la ganancia futbolística que conseguiría el Madrid.

Por tanto, intuyo que a la plantilla aún le quedan por conocer a dos o tres caras nuevas. Y, si tenemos en cuenta que ahora mismo el excedente es de cuatro jugadores (hay 29 en el equipo) las matemáticas nos invitan a pensar que al Madrid le esperan aún del orden de 7 ó 8 operaciones más este verano. La mayoría de ventas y cesiones, unas pocas solo de llegadas. Todo ello para perfeccionar aún más la que será, posiblemente, la plantilla más amplia y mejor diseñada que ha tenido este club en las últimas décadas.


Puede seguir a Jaime de Carlos en Twitter: @wordsentinel

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información