Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid nunca niega el saludo

  • “Colaboremos con ellos en cuanto sea posible y las venganzas que caigan por su propio peso, únicamente en forma de triunfos”
Diego Vargas - La Opinión
Diego Vargas - La Opinión Diego Vargas - La Opinión

El Real Madrid no debe torpedear los planes del Barcelona para el Mundial de Clubes. La asignación de fechas para el primer clásico de Liga ya levanta ampollas y amenaza con alargar la polémica entre ambas entidades. Aunque no se lo merecen, el Madrid debe hacer gala de su señorío y demostrar al mundo del fútbol la clase de valores por los que se le conoce como el mejor club de la historia.

No, no se trata de poner la otra mejilla o de bajarse los pantalones ante los culés. Se trata de que un club como el Madrid se ha caracterizado siempre por su carácter abierto, de diálogo, como una entidad presta a colaborar con amigos y enemigos. Negarse ahora a una posible modificación por el hecho de vengarse sería contradictorio con el discurso histórico merengue, sería un acto barriobajero más propio del bando contrario.

Al Madrid ni le va ni le viene lo que suceda en Japón. Debemos olvidarnos de actitudes fanáticas contra el barcelonismo. Sé que es complicado hacerlo porque sus ataques nunca cesan y porque su única meta es fastidiar al madridismo, pero ya saben aquel dicho que reza “a palabras necias oídos sordos”. El Mundial de Clubes no es una guerra del Madrid, y por este motivo los blancos no deberían oponerse a modificar la fecha del clásico. Eso sí, siempre y cuando se planteen unas fechas y horarios razonables que no provoque dificultad alguna a los de Mourinho.

De hecho, no sólo no deberían negarse, sino que confío plenamente en que no lo harán. Colaborando con el Barcelona, el Madrid volverá a mostrar su categoría como institución y conseguirá que a Rosell se le caiga la cara de vergüenza (si es que la tiene) tras las palabras que soltó hace unas semanas.

La imagen del Real Madrid quedará reforzada ante todo el mundo del fútbol y el club se evitará un nuevo envite con la Federación. ¿O acaso piensan que si los blancos se niegan conseguirán salirse con la suya? Hecha la ley, hecha la trampa. Ya encontrarían el modo de darle la vuelta a la tortilla y dejar nuevamente al Madrid como el malo de la película.

No señores. El Madrid no retira el saludo a nadie y no se comporta como ciertos impresentables. Colaboremos con ellos en cuanto sea posible y las venganzas que caigan por su propio peso, únicamente en forma de triunfos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información