Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Marcelo, la antítesis de Gago

  • "Si costó hace poco más de cuatro años 8 millones, como mínimo, ha multiplicado su valor por cuatro"
David Jorquera - La Opinión
David Jorquera - La Opinión David Jorquera - La Opinión

El mundo del fútbol está lleno de paradojas. Tal vez por eso es tan complejo y tan simple a la vez. Una grandeza, la del balompié, que hace que un chico sea el mejor del país a los 15 años, y con 18 sea carne de equipo de Tercera División. Ejemplos, quizá no tan exagerados, podemos encontrar en equipos como el Real Madrid y con dos jugadores que, según mi punto de vista, han llevado caminos completamente opuestos en su trayectoria antes y durante su paso por el Santiago Bernabéu: Marcelo y Gago.

Mourinho dijo ayer, y con mucha razón, que Marcelo sea probablemente el mejor lateral zurdo del mundo, especialmente en la parcela ofensiva. Elogios y palabras que se ha ganado a pulso, igual que el cariño del Bernabéu, que comenzó viéndole como el típico brasileño desaliñado en el aspecto ofensivo y tremendamente carente de calidad en la parcela defensiva. Defectos que, con el tiempo, Marcelo ha sabido pulir hasta el punto de convencer a un entrenador tan disciplinado y recto como José Mourinho, al que también habría que otorgar cierta parte del éxito en la evolución de Marcelo.

Si Marcelo, que llegó siendo un desconocido a cambio de 8 millones de euros, puede ser considerada la cara de la moneda, con Gago cabría decir lo contrario. Llegó a precio de jugador consagrado, 20 millones de euros, con la fama de ser un jugador de gran presente y mejor futuro, sin embargo, su evolución en Madrid fue todo lo contrario. Fue para atrás, como los cangrejos. La afición no estaba con él, Mourinho tampoco y, para colmo, las lesiones tampoco le jugaron buenas pasadas. Conclusión: lo mejor que podía hacer el Madrid era desprenderse de él, cosa que ha hecho ¿Qué se podría haber sacado dinero por su venta? Seguro, pero nunca cerca de los 20 ‘kilos’ que costó, en cambio, pongámosle precio a Marcelo. Si costó hace poco más de cuatro años 8 millones, como mínimo, ha multiplicado su valor por cuatro. No llegó con la fama de Gago pero con trabajo y esfuerzo, además del sometimiento de los técnicos, Marcelo se ha convertido en una pieza indiscutible en este Madrid y, aunque le duela al seleccionador brasileño, el señor Menezes, porque no le traga, también en la canarinha.

 

Puede seguir a David Jorquera en Twitter: @davidjorquera

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información